Actualidad

16 de Junio de 2017

Críticas por las falencias en las guardias de pediatría del sistema privado de salud

En Alta Gracia, ninguna estructura del sistema de salud privado cuenta – específicamente- con una guardia pediátrica. En algunos casos los médicos generalistas o clínicos suelen atender a niños.

Las críticas sobre las deficiencias en la atención que ofrecen los servicios médicos del sector privado se multiplican. Las quejas y los reclamos de los padres que poseen una obra social- por lo general pagando un precio elevado- son permanentes y encuentran su eco sobre todo en las redes sociales donde abundan los relatos y opiniones sobre las peripecias que tienen que sobrellevar para que sus hijos sean atendidos por un pediatra.

En Alta Gracia, la estructura del sistema de salud privado está conformada por tres empresas. El Sanatorio Alta Gracia, la Clínica Santa María, y el servicio de Emergencia AG. Ninguna cuenta – específicamente- con una guardia pediátrica pero en los dos últimos casos los médicos generalistas o clínicos suelen atender a niños. En la Clínica Santa María, los pacientes que llegan a consultar por un caso pediátrico, son derivados por más que en las cartillas de las obras sociales figure como prestadora de ese servicio. Otro caso aparte es el Centro Materno, que tampoco tiene guardia pediátrica y se maneja con turnos.
Ante este panorama, muchas personas que cuentan con una obra social terminan recurriendo al sector público, lo que en algunas ocasiones termina provocando el colapso del sistema de guardias que utiliza la dirección del Hospital Regional Arturo Illia.
A medida que la ciudad crece en cantidad de habitantes, cada vez se hace más evidente las falencias que deja expuesto ese crecimiento exponencial. Por ese motivo, resulta prácticamente inconcebible que en una Alta Gracia que roza los 60 mil habitantes, aún no exista un servicio de guardia pediátrica que funcione las 24 horas y que trabaje con un amplio abanico de obras sociales para satisfacer una demanda en permanente aumento.

Una situación que se repite
El pasado domingo fue el día de cumpleaños del hijo de Cecilia Corinaldesi .El niño tiene 8 años y esa mañana amaneció con fiebre alta y “se sentía muy mal”, comentó la madre a RESUMEN y agregó: “Entonces con mi marido nos fijamos en la cartilla de nuestra obra social en qué lugar lo podían atender un domingo. Una de las opciones era la Clínica Santa María y entonces él lo llevó porque yo me quedé en mi casa haciendo los preparativos para festejarle el cumpleaños. Cuando vuelve, mi marido me comentó que no lo habían querido atender porque esa clínica no cuenta con guardia pediátrica”.
A pesar que la fiebre le había bajado, el cuadro del niño parecía ser un poco más serio que una simple angina y por lo tanto el día martes, Cecilia Corinaldesi volvió a presentarse en la Clínica Santa María. La respuesta fue la misma que la del día domingo. “No tenemos guardia pediátrica, me dijeron. Entonces les pedí que lo vea el médico de guardia y me lo negaron con el argumento que el doctor que estaba de guardia en ese momento no atendía niños”, comentó Corinaldesi.
Resignada y muy enojada, Cecilia Corinaldesi no tuvo más opción que acercase hasta el Sanatorio Alta Gracia. “Ahí también me dijeron que no había pediatras en la guardia pero al menos tuvieron la delicadeza de darme la opción que a mi hijo lo atienda médico clínico y yo accedí porque necesitaba que lo vea. Por suerte, ese profesional lo examinó y lo medicó correctamente”, puntualizó.
En el mes de octubre del año pasado, este medio publicó una nota en la que los directivos de la Clínica Santa María manifestaban que no era necesario abrir guardias pediátricas porque no existía una verdadera demanda. Sin embargo, ese artículo ponía de manifiesto el caso que le tocó vivir a Mónica Picardo cuya nieta un día sábado se encontraba con un cuadro febril y de vómitos. En esa oportunidad recorrió todas las guardias de los sanatorios privadas y también la del Hospital sin encontrar respuesta alguna.
Debidos a la catarata de quejas y reclamos, RESUMEN se comunicó con Mirna Barbareschi, Gerente de Recursos Humanos de la Clínica Santa María que indicó que ese sanatorio “no cuenta con una guardia pediátrica pero sí tenemos una guardia general y cuando se requiere una atención especial como puede ser la pediatría en esos casos se deriva; porque es lógico que no podamos atender un caso que exceda la especialidad médica”.

El servicio público de guardia pediátrica
Ante la innegable falencia del sector privado en el servicio de pediatría, el sector público, es decir el Hospital Regional Arturo Illia, se encarga de contener a toda una franja de la población que cuenta con obra social pero no tiene a dónde recurrir. Por lo tanto, el contexto se transforma en injusticia, porque el efector que debería encargarse de la atención de los pacientes de menores recursos y más vulnerables también termina absorbiendo la demanda de un sector de la población que -en principio- contaría con más posibilidades.
“A no ser que ocurra una circunstancia especial con algunos de nuestros pedíatras, como puede ser una carpeta médica o alguna particularidad, en el Hospital tenemos guardias permanentes de pediatría”, informó a RESUMEN Juan José López, director del Hospital Regional Arturo Illia.
El nosocomio cuenta con un equipo de pediatras “que trabajan en los consultorios y otro que se dedica a hacer guardias”, señalizó López y por último añadió: En guardia activa siempre hay cinco pediatras excepto cuando suceda alguna particularidad. Las guardias se diagraman para todo el mes por lo tanto siempre hay un profesional dispuesto para atender a los pacientes”.


El fantasma de la gripe

Con la llegada de las temperaturas bajas en los dispensarios de la ciudad como en otros centros de salud se incrementan significativamente las consultas y en algunos casos las internaciones debido a las enfermedades respiratorias.
Agentes y autoridades sanitarias de la provincia ya dieron la confirmación sobre la circulación aunque en su variante estacional (no pandémica) de lo que se conoce como la Gripe A.
Consultado sobre algún caso en el Hospital de Alta Gracia, Juan José López manifestó que “el servicio de Infectología hasta el momento no me ha informado que se haya detectado algún caso de Gripe o Influenza A”.


Comentarios