Noticias

Un cirujano fue condenado por «violencia estética»: ¿un caso similar al de la altagraciense Sol Arbach?

En un fallo inédito, una jueza porteña utilizó el concepto de «violencia estética» entendida como una variante de la violencia de género, a la hora de justificar la condena a dos años de prisión e inhabilitación por lesiones gravísimas y estafa a un médico que dejó en estado vegetativo a una mujer de 32 al someterla a diversas cirugías estéticas.

Se trata del «primer fallo judicial en Argentina y en América Latina que sanciona la estafa y las lesiones gravísimas producidas durante la realización de una cirugía estética desde una perspectiva de género», contextualizando la comisión de estos delitos como formas de violencia hacia la mujer y citando el concepto de ‘violencia estética’ que acuñé en el año 2012, lo que supone también una articulación de las ciencias sociales y jurídicas para producir los cambios necesarios en sociedad y garantizar los derechos de las mujeres», explicaron especialistas en la materia.

El mismo podría convertirse en un antecedente para que las lesiones y muertes de mujeres producidas por la actuación «antiética e inescrupulosa» de algunos médicos y otras personas no certificadas para la realización de este tipo de procedimientos y cirugías estéticas, especificaron en la sentencia, el cual fue abordada por una fiscalía especializada en materia de género.

El caso:

El fallo plantea que 11 de diciembre de 2019 la víctima, J.D., fue sometida a «una multiplicidad de cirugías -liposucción, recambio de prótesis mamarias, bichectomía y gluteoplastía- , excediendo lo estipulado en el consentimiento informado suscripto por la paciente», que le provocaron «lesiones gravísimas e irreversibles, consistentes en una encefalopatía hipóxica secundaria a paro cardiorrespiratorio».

Producto de este cuadro, la mujer «ha perdido en forma permanente la movilidad de sus cuatro miembros, encontrándose dependiente de por vida de toda actividad de la vida cotidiana, inconsciente, siendo alimentada por sonda y ventilación espontánea por traqueotomía».

En el fallo la jueza explicó que al momento de realizarle estas prácticas, cuya simultaneidad supone un incremento del riesgo, no se tuvo en cuenta la historia clínica de la paciente.

Por otro lado, ponderó que las intervenciones las realizó un médico no especializado y en una clínica que no tenía terapia intensiva pese a que los procedimientos requirieron transfusión de sangre y reanimación cardíaca, que no se atendieron en tiempo y forma.

Pues bien, en cierto modo, el caso retrotrae a lo ocurrido con Sol Arbach en julio de 2019. La altagraciense que fue a una clínica del Cerro de las Rosas a someterse a una cirugía de corrección mamaria ya que una de sus prótesis se le había encapsulado.

Lo que parecía ser una simple operación terminó en el deceso de la joven mamá de 33 años. Causa por la que hoy el médico cirujano Javier Andrés Romero Reyna y a la anestesista María José Ledesma, esperan juicio acusados de homicidio culposo.

Otras jovenes ya habian denunciado al mismo cirujano y hubo quienes aseguraron que el aparato respirador con el que intervinieron al Sol había sido reparado solo semanas antes. Por otro lado, y al igual que en el reciente fallo porteño, en el caso de la altagraciense no se habría tenido en cuenta su historia clínica por lo que la familia lo calificó como una mala praxis.

A esto se suma que Sol fue trasladada a otro nosocomio cuando ya su cuadro era irreversible, debido a que donde fue intervenida no poseía «la complejidad necesaria» para atenderla.

Ocho días después del fallo de Andrade, se produjo un segundo fallo, esta vez en la provincia de Formosa, que toma el concepto de «violencia estética». Se trata de la resolución adoptada por la Cámara Primera en lo Criminal de la provincia de Formosa al condenar a 15 años de cárcel a una obstetra por haberle provocado la muerte a una joven y lesiones gravísimas a otras cuatro pacientes con sus tratamientos estéticos.

Ambas coinciden en la «importancia» de incluir a la violencia estética dentro de la tipificación establecida por la ley 26.485.

Mostrar más
 

Noticias Relacionadas

Comentarios:

Botón volver arriba