Barrios

30 de octubre de 2018

Ale Ovi, el peluquero rasta que recorre los barrios

La semana pasada fue a un merendero de Bº General Bustos y quiere visitar otros de la ciudad.

Ale Ovi es peluquero, tiene 32 años, una veintena de tatuajes, aros por donde uno mire, rastas y un corazón que se le sale del pecho. Cebando mates con edulcorante, cuenta que el domingo por la tarde se acercó al Merendero Talita Cumi, de General Bustos, con las tijeras en mano y se puso a cortar el pelo a los chicos. “Hay muchas formas de ayudar y a veces uno no sabe cómo. Alguien podría pensar, es un corte de pelo, es superficial. No, es también dignidad. Los chicos van al cole y les gusta verse bien”, dice.

No es la primera vez que Ale forma parte de actividades solidarias. Estuvo en el festejo de los 5 años de “Un Litro de Leche” donde hizo más de 40 cortes en dos horas. “Muchas veces los padres te dicen ‘pasale la cero para que dure’ y ahí vos decís ‘no, le cortemos más lindo”, pero tienen razón. Si te pones a pensar, con 4 o 5 hijos, estamos hablando de $1000 pesos por mes de peluquero y la verdad que en la escuela te piden que les corten el pelo todo el tiempo”.

Pero esta vez, los cortes los guiaron los chicos. Por lo que pudo ver Ale, tanto en el barrio como en su propia peluquería de la Av. Sarmiento: “La tendencia del corte está en el fútbol. Los pibes se quieren hacer el corte de Cristiano Ronaldo, degradé, la línea acá, etc”, cuenta. “Cuando llegué a General Bustos, todos los chicos estaban con la gorra puesta. Cuando se fueron, se peinaban, se cargaban y la llevaban atada en el cinturón”, remata. Eso por un lado, pero por otro, Ale sabe que la peluquería es un oficio: “Hay muchos chicos con deserción laboral y me gustaría enseñar para que tengan herramientas laborales”, cuenta y se anima a soñar: “Lo que hice el domingo pasado fue una prueba piloto para ver cómo responden los chicos pero tengo ganas de hacerlo más seguido, juntarme con otros peluqueros y recorrer merenderos”.


Compartir Noticia:
Comentarios