Noticias

Alta Gracia se confirma bastión del schiarettismo

Con casi el 80% de las mesas escrutadas la fórmula Vigo-De la Sota fue la más votada en Alta Gracia con casi el 31% de los votos antes que Juez-De Loredo. El resultado por encima de la media provincial reafirma la fortaleza del torrismo.

 

Mientras se confirma el triunfo de Luis Juez en la interna de Juntos por el Cambio y se esperan los resultados provinciales, las miradas están puesta en el resultado de la lista de Juan Schiaretti en nuestra ciudad.

En Alta Gracia con el 80% de las mesas escrutadas la fórmula Vigo-De la Sota suma un 31%, Juez 26,4% Negri 16,7% y el Frente de Todos 10,4%.

Un resultado que, sin dudas, trasciende la parcialidad frente a un total de Juntos por el Cambio del más del 45%, coalición que aglutina a UCR, Frente Civico y Pro, en cuanto reafirma la imagen del gobierno provincial en una elección en la que, justamente no estaba en tela de juicio.

En cuanto al número local de Alta Gracia, el condimento adicional de la interna entre saieguismo y torrismo es lo que transforma una PASO en una demostración de fuerza de parte de Hacemos Por Córdoba y de la dupla del Intendente y Ministro de Gobierno.

Luego de semanas de discusiones y tensiones por las llaves del PJ, por la tenencia simbólica y no tanto de la sede y de la autoridad, cartas, comunicados, fuegos cruzados, el resultado de hoy de Alejandra Vigo y Natalia de la Sota por encima de la media provincial reafirma que Alta Gracia es un bastión imprescindible del Gobernador.

Señales no faltaron. Dos veces vino Juan Schiaretti a Alta Gracia pese a la pandemia para la inauguración de la obra de la Planta Potabilizadora, por la obra de Integración de Barrio Parque del Virrey y tres veces visitaron, Ellas, la candidatas con el gran cierre de campaña con todas las cabezas de serie Provinciales y al Intendente Marcos Torres como orador y anfitrión.

Un resultado el de hoy que recuerda al 2019, cuando Alta Gracia y Santa María lograron, de la mano del actual Ministro Torres y en aquel entonces candidato a Diputado, un porcentaje superior al promedio provincial.

Esa, claro está, fue una elección más apetecible que la actual porque se elegía Presidente de la Nación en un contexto además prepandémico.

Hoy, sin unas elecciones municipales cerca, ni un envión de comicios para Gobernador, resulta más sorprendente la voluntad de los vecinos y vecinas de Alta Gracia de impulsar en las urnas al schiarettismo local y provincial.

En la vereda de enfrente la mala performance del Frente de Todos que no pudo mantener el núcleo duro de votos del Kirchnerismo con Walter Saieg a la cabeza y un Senador Carlos Caserio que en su visita a Alta Gracia subestimó al Intendente Marcos Torres exclamando que «no entiende mucho de política» y ahora asume el fuerte riesgo de no poder alcanzar la banca en noviembre.

Andando se acomodan los melones recita un dicho… Y muchos aún faltan para acomodar con los heridos y golpeados de este primer tramo de las elecciones de medio termino con unas cuantas incógnitas y una, sobre las demás:
¿ El radicalismo local y provincial acompañará a Luis Juez en noviembre o Hacemos por Córdoba puede apuntar a un resultado más contundente aprovechando la disconformidad de negristas y mestristas duros?

Mostrar más
 

Noticias Relacionadas

Comentarios:

Botón volver arriba