Policiales

06 de diciembre de 2017

Choque frontal de motocicletas dejó como saldo dos personas heridas

En una de las motos viajaba una pareja con un bebé, quien por fortuna no sufrió heridas. Uno de los conductores, tuvo traumatismo de cráneo severo.

Un impactante accidente ocurrió este miércoles por la tarde en el camino al Primer Paredón. En el lugar colisionaron dos motocicletas frontalmente, debido a que una de ellas -según advirtieron testigos de lo ocurrido- habría querido esquivar un pozo por lo que se desvió hacia la mano contraria.

Como consecuencia del impacto, los conductores de ambos rodados (de 22 y 32 años) resultaron con distintos traumatismos tanto en el rostro como en miembros inferiores. Uno de ellos, incluso, debió ser reanimado en el lugar por el personal de emergencias porque estaba semi inconsciente.

En una de las motocicletas se conducían dos hombres de 32 y 29 años, y en la otra una pareja de 22 y 21 años, quienes también viajaban con un bebé de pocos meses de edad. A escasos minutos del accidente, en la zona había varios uniformados y dos ambulancias del Servicio de Emergencias AG, junto a varios curiosos que se acercaron a ver la escena del accidente, quienes no salían de su asombro, ya que los rodados quedaron con grandes roturas, sin embargo el niño no sufrió lesiones.

Recurrente
Esta semana, Resumen publicó un informe donde se tocaban varios temas relativos a los usos que los conductores le dan a sus motocicletas. Para ello, se hizo un relevamiento por distintas zonas de la ciudad, donde se pudo comprobar que el 60% de los motociclistas no usa casco, y además, conducen con varios acompañantes, incluyendo niños y hasta mascotas.

A pesar de los controles semanales, de los programas de concientización y del elevado número de siniestros viales que ocurren a diario en Alta Gracia, los usos y costumbres están lejos de erradicarse. Según datos proporcionados por el Hospital Illia, la estadística se mantiene, y ocurren entre uno y dos accidentes por día, cifra que no ha variado luego del aumento de los controles y de la aplicación de algunos programas relativos al tema.

“El nene voló y cayó algunos metros más adelante. No puedo creer que no tenga nada, realmente es un milagro”, señaló uno de los testigos, entre los muchos que estaban en la zona. Es importante señalar que uno de los motocilistas fue derivado al Sanatorio Alta Gracia y el otro al Hospital Illia. “Siguen con la costumbre de llevar niños en la moto, hasta que no pase algo grave, no van a dejar de hacerlo”, relató otro testigo.

Compartir:

Comentarios