Actualidad

06 de diciembre de 2017

Fútbol infantil: dos, tres y diez años de sanción para los que participaron en el último hecho de violencia

La Liga Infantil de Fútbol decidió suspender los adultos y a tres jugadores que participaron del violento hecho en el partido de Banfield y Platense, y prohibirles el acercamiento a las canchas de juego a menos de 500 metros. Además, presentó un proyecto para erradicar la violencia de las canchas.

“El domingo vuelve el fútbol”, se le escuchó decir a un integrante de la Liga Infantil este martes por la mañana, siempre de manera extraoficial, debido a que el comunicado oficial, recién se dio a las 20 hs en una de las dependencias municipales, luego de que los avances en el tema se hicieran públicos. Los hechos de violencia ocurridos el domingo 12 de noviembre en la cancha de Central, donde se disputaba un partido de la categoría 2003 entre Platense y Banfield, fueron el puntapié para que el fútbol se suspendiera, y se determinaran, más adelante, las sanciones que le cabrían a quienes participaron en esa situación; situación que dejó como saldo 4 adultos y un niño heridos.

Sanciones
La Liga firmó decidió sancionar a todas las categorías de ambos equipos (Banfield y Platense), mediante la quita de 3 puntos puntos. Por otra parte, decretaron -mediante el artículo 25 del reglamento-, sancionar tanto a la madre como al padre de uno de los jugadores de Platense, mediante la suspensión de 3 (tres) años, tiempo en el cual no podrán concurrir a ningún partido de la Liga ni estar menos de 500 metros de los mismos. Para el técnico Javier López, en tanto, fue ratificada la sanción anterior que lo obligaba a no permanecer en los partidos durante este año: “Tienen un reglamento que es para la AFA, y se olvidan que están trabajando con niños”, resaltó López a Resumen; y agregó: “No es justo para los otros niños, acá no se está pensando en ellos”, manifestó. Cabe destacar que el técnico de Platense había sido suspendido durante 6 fechas luego de discutir con un árbitro: “Aquella vez el nene se había golpeado y el árbitro no frenó el encuentro, por eso me metí en la cancha, y me suspendieron”, resaltó. Posterior a eso, y estando dentro de los tiempos en que estaba imposibilitado de permanecer dentro de un campo de juego, recibió otra sanción: “Habíamos creado el tercer tiempo, donde se le daban juegos, jugos y algo para comer a los chicos, me vieron ahí y me dieron un año de sanción por no cumplir -supuestamente- con la anterior”, dijo el técnico, y concluyó su diálogo afirmando: “Si la solución fuera arbitraria pero ejemplificadora, sería buena; pero no es así”, finalizó.

En cuanto a Banfield, las penas fueron aún más duras. En esta oportunidad, le dieron 10 años de sanción a los tres adultos que participaron del hecho de violencia. En cuanto a los jugadores -tanto de San Martín, Platense y Banfield que participaron de la situación se les dio 10 fechas de suspensión. “Esta bien la decisión en cuanto a la gente adulta; esta gente hizo problemas y era de esperar algo así. El incidente fue muy grave. En cuanto a los niños, se habló de otro tipo de sanciones, pero hay que tener en cuenta que la determinación se tomó en relación a lo que dice el reglamento”, afirmó al respecto, y minutos antes de la reunión, Claudio Del Vecchio, delegado del Club Banfield, quien no se mostró sorprendido pero si preocupado por las implicancias que ésto pueda tener en el club.

Es importante destacar que no se conocen sanciones de este calibre en otras Ligas, lo máximo que ha habido hasta el momento son fechas de suspensión para el club o la inhabilitación para concurrir de 1 o 2 años para los adultos, por lo que se convierte en algo casi sin precendentes.

El proyecto
En la Secretaría de Gobierno, este martes minutos después de las 20 hs, estuvieron presentes el titular del área, Marco Torres, el Sub comisario Luis Polack, el Asesor letrado Daniel Villar y el Director de deportes Keith Bevan, además de las autoridades de la Liga; quienes debatieron sobre el proyecto presentado por la Liga que intenta mitigar o erradicar los hechos de violencia en el fútbol infantil. Entre otras cosas, proponen que las fechas deportivas tengan cuatro veedores, quienes articularán con Seguridad Ciudadana y la Policía en caso de que haya disturbios; y los encuentros se llevarán adelante en dos predios los sábados y los domingos. Los clubes serán los encargados de colocar los veedores que serán debidamente identificados.

“Nosotros pondremos personal policial sin cargo, lo único que yo les pido es que traten de interceder para que ésto no se convierta en algo similar a un partido de fútbol de adultos y que terminemos llevando 5 o 6 policías cuando en realidad deberían ir 2”, señaló el comisario Luis Polak, Jefe de la Departamental Santa María en la reunión que se llevó adelante -en total armonía- este martes por la tarde en el municipio. Además agregó que los clubes deben hacer cumplir el reglamento, para que los niños jueguen tranquilos, y no sufran la presión del evento más la de los padres. El policía que va a estar ahí no sólo va a hacer prevención; sino que también va a aplicar el Código de Convivencia o el Código Penal, en el caso que sea necesario”, finalizó.

“El trabajo articulado más la expulsión de los violentos hará que la tranquilidad vuelva a las canchas”, subrayó Marcos Torres al respecto, y destacó que desde la última reunión luego de los disturbios ocurridos el año pasado, “no se vende más alcohol en las canchas, tema que se ha respetado todo el tiempo”. Por otra parte hizo hincapié en el apoyo municipal que tiene desde hace un tiempo la Liga mediante la campaña de “No violencia”, las clínicas de fútbol, capacitaciones, etc.

Es importante destacar que durante la anterior reunión que se llevó adelante en la sede municipal, posterior a los hechos ocurridos en la cancha de Central, gran parte de los presidentes de los distintos clubes estaban en desacuerdo con las sanciones, aunque la decisión fue aplicarlas este lunes por unanimidad. “Los clubes que estaban afectados no podían participar, en el caso de San Martín, Platense y Banfield, de los 8 clubes restantes, 6 estuvieron presentes que era la mayoría y se resolvieron las sanciones que se dictaminó en el momento y fueron fiscalizadas por mí como presidente de la Liga”, afirmó José Ferrarese al respecto; y agregó: “Tanto los afectados como los no afectados pidieron en ese momento el tema restricción que salió de la reunión que tuvimos con el municipio, es una forma también de aportarle seguridad a los chicos porque el padre no toma conciencia cuando está en la cancha de que está jugando el hijo, no hacen la reflexión de que vienen a ver a su hijo, lo disfrutan y se van, por eso llegamos a estos lamentables hechos a los que uno todavía no le encuentra una explicación; y por eso tratamos de buscarle una solución para que ésto continúe de la mejor forma”, manifestó.

“Para el tipo de hecho que fue, la sanción no es dura”
En relación al tipo de sanción, el presidente de la Liga fue tajante y habló de que había que terminar con ésto, teniendo en cuenta, además, que muchos de los sancionados son reincidentes: “Los chicos sancionados son los dos expulsados del partido y un tercero que participó en una gresca que es de San Martín. Todo se basa en el reglamento, que fue modificado este año, se buscó de tratar de ayudar a los niños. Para el tipo de hecho que fue, la sanción no es dura. Ésto no puede pasar más, es inaceptable, la decisión fue unánime. En lo personal, no se si sirve para corregir o no, en algún momento había que hacer algo”, resaltó y agregó : “Hay una reincidencia en los papás de Banfield. Padre e hijo Sánchez, por ejemplo, tuvieron una sanción el año pasado por agredir a un árbitro. Todas las sanciones que se han dado están abaladas por el reglamento que está firmado por todos los presidentes de los clubes, yo fiscalicé, no es una decisión mía. De hecho yo tengo que hacer otra presentación porque creo que hay más gente involucrada que no se sancionó, por lo que tendremos que revisar todo de nuevo”, concluyó.

Compartir:

Comentarios