Noticias

La Presidencia del Concejo o ¿el juego de la silla?

El apartamiento del Viceintendente de la sesión en la que se finalizo el tramite de las PASO, suscitó distintas reacciones. Fuentes cercanas a él, aseguran que no fue convocado en tiempo y forma. Los concejales afirmaron que dos o tres personas no pueden parar el Concejo, y mientras, Morer y Rocca, se alternaban la silla de Saieg, Ferrari radicó en la fiscalía una denuncia por "usurpación de cargo". Continuará...

Fuentes cercanas a Juan Saieg informaron que la nota por la que los Concejales pidieron reanudar las sesión del miércoles 22 para hoy viernes 24 a las 11.30, no llegó en tiempo y forma en cuanto fue recibida a las 11.40. “Nunca tuvieron voluntad de que estuviesen presentes”, aseguraron.

La sesión de hecho se reanudó sobre la base del pedido de los Concejales y ya en el recinto Leandro Morer, tercero en jerarquía de rango anunció que esperaría hasta las 12.35 para dar el tiempo a los ausentes (Saieg, Ferrari) de incorporarse a la sesión. Ya sentado en el lugar del Presidente, por cierto.

Luego con un sugestivo “juego de sillas” se pidió que Mariano Agazzi tomara el lugar de Javier Almada como Secretario Legislativo ad hoc. Morer solicitó que se designara una nueva Presidenta Provisoria.

Para eso, los peronistas solicitaron relevar a la Concejal Ferrari de la Presidencia Provisoria y que en su lugar, asumiera Cristina Roca quien se levantó y se sentó en el lugar de Morer.

“Solicito que el bloque de UPC elija o mocione un presidente provisorio para poder continuar con la sesión en la manos de quien tiene que estar“, empezó diciendo Morer. A lo que Agazzi respondió: “…mociono se designe una nueva presidenta provisoria reemplazando a Daniela Ferrari nombrando a la doctora Cristina Roca“.
Cristina, por su parte, solicitó “se remita a continuar con el trámite que quedó pendiente la semana pasada..” y, por último, avalando, Roberto Urreta hizo tres mociones, que Roca firmara la ordenanza, que Agazzi también lo haga y que sea suscrita por los concejales que la han aprobado dicha ordenanza para que tenga fuerza. “Si alguien cree que esta ordenanza sea o ilegitima vaya a la justicia y lo plantee”, concluyó.

Una de las mociones involucraba a los empleados del Concejo que deberían facilitar la ordenanza a la mesa del Concejo y a los que se les solicitó además firmarla.
Si bien los trabajadores deberían depender de todos los concejales, fueron puestos en una situación difícil ya que de forma natural responden al Secretario Legislativo Almada y por lo tanto se negaron a cumplir lo solicitado.

Es más, luego de la sesión los mismos concejales Roca y Agazzi solicitaron las computadoras para poder encontrar e imprimir la ordenanza y se vivieron momentos de incomodidad por la incertidumbre que tenían los empleados con respecto al orden de mando y a cómo actuar.

Todo muy lindo….pero no firmó.

El Concejal Morer actuó según lo previamente establecido y largó con un discurso “personalizado”:

Cuando uno elige estar en la política, lo elige por varios factores: vocación, pasión. Pero el inicio mío en la política siempre estuvo respaldado por estar cerca de las normas, de la institución, cerca de la democracia. Es por ello que apoyado por el bloque de la unión cívica radical también, hemos decidido pedirle al oficialismo que designe un presidente provisorio de su bloque para tomar el lugar que se tiene que tomar. La gente, los vecinos de la ciudad de Alta Gracia, la mayoría de los electores, no nos puso en este espacio, y es porque ante esa situación solicito que el bloque de Unión Por Córdoba, elija un presidente provisorio. A mi persona los vecinos de la ciudad me pusieron en el lugar de concejal, y eso es lo que voy hacer primar, el soberano nos ha puesto a cada uno en un lugar. Se debe respetar la institución y las mayorías”.

En esa frase tal vez ya se podía entrever la ambigüedad de su accionar. Morer, quien sin duda votó la ordenanza firmó el proyecto, no hizo lo mismo en el día de hoy con la solicitud al Viceintendente. Luego levantó la mano por la moción de Urreta que solicitaba que la ordenanza sea firmada por todos los ediles que la votaron el 15 de mayo…y se fue sin meter mano a la lapicera. Consultado por este medio aseguró  que tenía un compromiso urgente y haber previamente dialogado con el Presidente del Bloque de UPC para asegurarse que su firma no fuera necesaria. Pero tanto correligionarios así como compañeros aseguraron por lo bajo que “Morer se corrió y que faltó a su palabra”.

La denuncia
La Concejal Ferrari lo había anunciado el pasado 22 de mayo: “iremos a la Justicia. De darse la situación que plantean los Concejales ( el apartamiento del Presidente y Presidenta Provisoria) haremos una denuncia en la Fiscalía”.

Pocos minutos después del final de ese tramo de la sesión ( volvimos a cuarto intermedio) ingresó a las oficinas del concejo la secretaria del Fiscal Peralta Ottonello y se encerró con una de las empleadas para “constataciones” y se supo que, efectivamente Ferrari y en nombre de Juan Saieg y Javier Almada denunciaron a los Concejales firmantes (a Morer también?) por “usurpación de cargo”.

Mientras eso acontecía, Roca implacable aceleraba el proceso de impresión sellado y firmas, El Código Electoral fue a Oficialía Mayor y luego al escritorio del Intendente quien inmediatamente convocó a elecciones Primarias para el 28 de julio.

Insólito panorama

“No podemos permitir que le Concejo se paralice por tres personas”, aseguró
Roca. “Nunca vimos algo así. Es un ataque a las instituciones”, responden desde el sector de Saieg. La visiones son extremas y sesgadas desde ambos lados. No es difícil entender el porqué de tantas estrategias y “artilugios” para que se pudiera aplicar el Código Electoral: las razones radican en la interna política del peronismo.

Lo que sí preocupa es como esas tensiones e históricos enfrentamientos hayan llegado a la mesa de poder Legislativo y se hayan volcado en una crisis institucional que aún no está resuelta por la denuncia y la posibilidad que se proceda con algún amparo o medida que podría cambiar el panorama.
Pero, de todo esto. ¿Cómo se vuelve? Quién ocupará esa silla el miércoles que viene?

Si todo estuviese ya más calmado Juan Saieg volvería a su lugar para terminar la sesión pasada y encarar la nueva, con la Ordenanza del 4% de piso.
Sin embargo, el apartamiento que vivió hoy puede generar la duda sobre su postura en futuro ya que lo vivió como un hecho “avasallador”.

Con respecto a eso Cristina Roca aclaró: “En principio creo que el Presidente Juan Manuel Saieg debería seguir con su función. Nosotros no queremos llegar a extremos con esto. Solamente queremos que el Concejo Deliberante funcione como tiene que funcionar. Espero que de aquí en más el Concejo funcione como debe funcionar”.

 

Etiquetas
Mostrar más
 

Noticias Relacionadas

Comentarios:

Botón volver arriba
Cerrar