Noticias

“Mi papá me decía que hasta perdiendo se gana algo”

Mauro García, hijo de Miguel García y dirigente de la UCR, habló con RESUMEN acerca de como era la relación con su papá. "Para mí fue un privilegio tenerlo como padre", dijo. Además, Leandro Morer, Mario Bonfigli y Facundo Torres, quienes lo acompañaron a lo largo de su carrera política, también brindaron unas palabras.

El miércoles a las 15.30 en un violento vuelco en la Ruta 510 de San Juan, perdió la vida el abogado, ex Concejal y dirigente radical Miguel García. Lo acompañaba su esposa, Mirtha Delmy Gómez, quien, afortunadamente, resultó con lesiones leves y politraumatismos.
La noticia corrió rápidamente de teléfono en teléfono. Amigos y correligionarios se la trasmitían uno con el otro como con la esperanza de comprobar que no fuese verdad. No bien la confirmación se publicó en los medios, empezaron a llover comentarios de asombro, cariño y de mucha tristeza. Miguel García era, sin dudas, un hombre querido y respetado, pero por sobre todo activo con un presente entusiasta y un futuro lleno de ilusiones.
La noche antes de salir de viaje hacia La Serena (Chile) con su esposa, Miguel participó de un asado junto con varios dirigentes de Cambiemos. La mesa, encabezada por Leandro Morer y por su amigo de la vida Martín Núñez Cremades, era acompañada también por Martín Ávila, del PRO. Una mesa de asado clave para el futuro próximo de Morer, quien era para García el candidato para el sillón de Lepri. Allí se discutieron nuevas alianzas y se tiraron los nombres de los posibles Legisladores. Pero, según comentó a RESUMEN el proprio Leandro Morer, García no fue a pretender ni pedir nada; fue a impulsar, entusiasmar, asesorar: “El lunes compartimos un asado con dirigentes de Cambiemos. Miguel tenía una luz de un chico de 20 años, dedicado a la política. Con esa ilusión, ese entusiasmo. Cuando me iba me abrazó y me dijo: ‘Dejame a mí, Leandro, quedate tranquilo, todo va a estar bien’. Me sentí tan bien, acompañado. Miguel era un hombre que tenía todo un futuro por delante y muchas ganas siempre. No tenía, como nunca la tuvo, ninguna pretensión de cargo. Él siempre estaba a disposición, nunca fue interesado. Quería estar y ayudar”, remarcó Morer.

Un hombre de bien
Miguel García fue Presidente de la Juventud Radical luego de Omar Allende, Osvaldo Vissani y Mario Bonfigli; y dos mandatos antes de Leandro Morer. Fue elegido Concejal de nuestra ciudad en 2007, durante el segundo gobierno de Mario Bonfigli, junto con Facundo Torres, Cristina Roca, Ramón “Lito” Díaz, Flavio Cobo y Fabio Iznardo, entre otros. Actualmente trabajaba como empleado judicial en los Tribunales de Alta Gracia pero seguía muy activo en el armado de Cambiemos.
Desde la UCR y de toda la alianza Cambiemos expresaron sus condolencias formales a través de comunicados, mientras muchos correligionarios decidieron hacerlo de forma más personal y con muchas manifestaciones de cariño hacia la familia.

“Me decía que hasta perdiendo se gana algo” (Mauro García), su hijo y dirigente radical.

“Mi papá dedicó toda su vida a los problemas de los demás. En su profesión también, no solo en la política. Y eso es lo que nos ha marcado a mí y a mis hermanos, cómo somos y por qué decidimos llevar nuestras vidas por estos caminos. Pasó su vida dentro de Tribunales para ayudar a la gente y muchas veces se lo hemos recriminado, como padre. Pero él siempre lo vivió como su bandera y siempre la llevó bien alta. Para mí fue un privilegio tenerlo como padre. A veces después de una guardia de 12 ó 24 horas, lo único que quería era ir a verlo. Es más, él me echaba riéndose porque lo despertaba a la siesta o a la madrugada. Lo quería ver. Él estaba orgulloso de que yo estuviese en política. Pero uno de los recuerdos y enseñanzas que me dejó para siempre fue cuando perdí mi primera interna; muy mal, una paliza. Volví a mi casa y mi papá me había puesto un pasacalle: ‘Maurito vos ganaste’. Y me dijo que hasta perdiendo se gana y es algo que en política me costó ver”.

La tragedia
El accidente ocurrió precisamente en la zona conocida como Yoca, a unos 3 kilómetros de la localidad de Baldes del Rosario y a unos 60 kilómetros de la villa cabecera del departamento Valle Fértil, la villa San Agustín, como informó un medio sanjuanino.
De acuerdo a las primeras observaciones de los peritos en el lugar, García se habría salido de la cinta asfáltica y al intentar regresar al pavimento “mordió” la banquina y perdió el control del Renault Stepway. El auto volcó sobre el costado derecho de la ruta, del lado del acompañante y por los golpes que sufrió el conductor, perdió la vida en el acto. Su esposa fue socorrida por un automovilista que pasaba por allí y se encontró con la dramática escena. Mirtha fue llevada al hospital Rawson de la capital de San Juan, donde llegó a las 20 horas. “Presentaba fractura de costillas, fractura de su brazo izquierdo y politraumatismos”, según el parte. Mientras los familiares buscaban desesperadamente llegar al lugar, amigos, dirigentes y políticos trataban de ayudar para que toda la parte burocrática fluyera de tal forma de poder traer lo más pronto posible tanto a Mirtha, como a los restos de Miguel a casa.
Mauro García, uno de hijos, dialogó con RESUMEN desde San Juan y quiso agradecer en particular a todas esas manos que les fueron tendidas y que hicieron un poco menos doloroso este momento terrible, que el joven ex Presidente de la Juventud Radical aún vive como “una pesadilla” .
Si Mirtha está en condiciones de volver a Alta Gracia, los restos de Miguel García serán velados esta noche en la Casa Radical.

“Tenía la ilusión y el entusiasmo de un chico de 20 años” (Leandro Morer), Concejal UCR

“Miguel tenía una luz de un chico de 20 años, dedicado a la política. Con esa ilusión, ese entusiasmo. Era un hombre que tenía todo un futuro por delante y muchas ganas, siempre. No tenía, como nunca la tuvo, ninguna pretensión de cargo. Él siempre estaba a disposición, nunca fue interesado. Quería estar y ayudar. De todos los recuerdos me quedo con el día en el que Miguel y Mario Bonfigli, 24 horas después que yo cumpliera 18 años, vinieron a casa a afiliarme. En ese momento empezó mi camino y Miguel siempre estuvo. De ahí nos unió una amistad política que implicó un enorme aprendizaje.”

“Miguel siempre tuvo una enorme sensibilidad social” (Mario Bonfigli), ex Intendente

“Miguel era de esos tipos que cuando estaban frente a alguien que sufría una necesidad, que tenían un mal, cargaba en su cuerpo y sobre sí el dolor de la otra persona. Cuando yo era Intendente y él venía a reclamar algo, siempre era para otro que necesitaba algo. Miguel tenía una enorme sensibilidad social.”

“Miguel amaba mucho la política, de verdad” (Facundo Torres), Intendente 

“Fuimos Concejales en el mismo período. Miguel era una gran persona, siempre alegre, predispuesto a escuchar y dialogar y, por sobre todo, alguien que amaba mucho la política, de verdad. Compartí lindos momentos en una etapa de aprendizaje de mi vida y en un Concejo del que me llevo el mejor de los recuerdos. Para todos los políticos, cuando se va un dirigente de raza, de corazón, siempre es un momento de profunda tristeza y reflexión.”

Etiquetas
Mostrar más
 

Noticias Relacionadas

Comentarios:

Botón volver arriba
Cerrar