Sociedad

10 de octubre de 2017

Olor nauseabundo, charcos, mosquitos y rajaduras por líquidos cloacales

Vecinos de calle Butori al 700 dicen estar “desesperados” por una situación que viene sucediendo hace varios meses.

Vecinos de calle Butori al 700 dicen estar “desesperados” por una situación que viene sucediendo hace varios meses.

Se trata de líquidos cloacales que emanan directamente a la calle de un desagüe de una de las viviendas del lugar y produce no solo un gran charco con olor nauseabundo sino también rajaduras en las casas vecinas, y proliferación de mosquitos y moscas.

Los damnificados dicen haber realizado las denuncias correspondientes tanto en la Justicia como en el municipios sin embargo nada mejora. “Vinieron desde la municipalidad y los intimaron dejándoles un papel debajo de la puerta, nada más, es todo lo que hicieron al respecto”, subrayó una de las vecinas.

Desde el municipio, en tanto, afirmaron que los damnificados deben dirigirse a la justicia porque solo se los puede intimar y multar “pero no podemos meternos en una propiedad privada”. Es importante señalar que actualmente la calle Butori no tiene prácticamente veredas en buenas condiciones para que los peatones transiten, por lo que muchos de ellos deben hacerlo directamente por la calle, pisando o saltando los deshechos cloacales que corren libremente por el lugar.

“Nosotros tenemos comercios, esto hasta nos perjudica en eso porque la gente no se arrima tanto por el.olor cómo por miedo a ser salpicado por los vehículos. No puedo entender que nadie pueda hacer nada”, afirmó otro de los vecinos, quien también advirtió que una de sus hijos estuvo con gastroenteritis a raíz de esto: “pisamos esa agua con el vehículo y vamos adentro con eso. Guardamos todo tipo de gérmenes”, aclara, quien dice sentirse agobiado por un problema que pareciera no tener solución. Otro tema para destacar, y al que también hacen referencia, es a la festividad de la virgen de Lourdes, donde Miles de personas transitan por la zona.

Compartir:

Comentarios