Sociedad

Un mes en terapia y la embajada Española no le da respuesta

Ema Rodríguez Pinar tiene 56 años, es ciudadana española, y está internada en la Unidad de Terapia Intensiva del Hospital de nuestra ciudad desde el 14 de octubre último, tras contraer una neumonía atípica que le ha tomado el 90% de sus pulmones, ocasionada por un virus de cepa extranjera. Vino a Argentina  por un tiempo  para realizar un trámite personal y desde hace más de 25 días está enferma,   lejos de toda su familia, sin prestación de obra social ni dinero en efectivo,  con la imposibilidad de regresar a su país y luchando por su vida con el amparo de  nuestro sistema de salud pública.

CIUDADANA DE NINGÚN LUGAR

Esta es la situación actual de Ema. Por una parte, el Gobierno español no se responsabiliza por la  situación dada sus intenciones de larga permanencia en Argentina, y por otra, el Gobierno de nuestro país no puede proveer el avión sanitario, dado que Ema no es ciudadana Argentina. Sin embargo, es el Estado Argentino a través de nuestro hospital público el que está sosteniendo toda la atención que la paciente recibe, ya que su patología le ocasionó un shock séptico y una serie de consecuencias como la traqueotomía que tuvieron que practicarle para poder respirar, la pérdida de la tonicidad muscular a causa de la postración, escaras en el cuerpo, y sesiones diarias de diálisis debido a la insuficiencia renal provocada.

EN BUENAS MANOS

“Yo no puedo más que estar agradecida al Hospital y a todas las personas que trabajan en él, porque mi hermana no podría estar en mejores manos, aquí le han dado todo lo que necesita y luchan día tras día para salvarle la vida”, así resumió Ángeles Rodríguez Pinar,  hermana de Ema, la atención recibida en nuestro hospital.  En contrapartida, también aclaró: “Es el gobierno español el que debe darme una respuesta, yo no puedo pedirle al Estado Argentino que haga nada más por mi hermana, porque no corresponde”.

VARADA EN ARGENTINA

Consultada al respecto de la imposibilidad de volver a su país, Ángeles expresó: “El mayor problema aquí es que en Argentina no tenemos cobertura social, ni capacidad humana o económica para afrontar el tratamiento de mi hermana y mucho menos los meses de rehabilitación que le quedan en caso de recuperarse. Por esta razón estamos gestionando a través de la Embajada Española que nos faciliten un avión sanitario, que es la única forma que tiene Ema de volver a España para continuar con su tratamiento en su país y cerca de su familia”, explicó la hermana.

“Los hijos de Ema quedaron en España al cuidado de mi madre, y yo he tenido que dejar mi trabajo sin goce de sueldo para poder viajar por tanto tiempo, es por eso que mi madre está costeando nuestros gastos con su pensión española, pero no sé por cuánto tiempo lo podremos sostener.” Explicó la hermana de Ema, al tiempo que agregó que en los próximos días deberá regresar a España y su hermana quedará a la espera de la posible llegada de su hijo mayor, y de alguna solución por parte del gobierno español, del argentino o de la combinación de ambos que convierta este problema en una realidad sostenida por una pronta y acertada política de estado .

 

ÁNGELES RODRÍGUEZ PINAR

(Hermana de Ema)

“La salud pública en este país no tiene nada que envidiarle a España, al contrario, a mi hermana aquí la tratan con un cariño y un compromiso tranquilizador, han hecho todo lo posible y más por Ema y por mí también, me han ayudado mucho y lo siguen haciendo. Es un grupo profesional y humano maravilloso. Estoy profundamente agradecida”

MEDICOS ALTAGRACIENCES INVOLUCRADOS

(Hospital Illia)

Los integrantes del equipo médico, coincidieron en que la única manera de que la paciente pueda salir de la internación, es que viaje en un avión sanitario que cuente con todas las instalaciones de una terapia intensiva móvil, acompañada del equipo médico necesario para lograr que Ema cruce el Océano con vida. Por otra parte, tiene que estar estable, porque en su condición, puede descompensarse de un momento a otro y perdería la posibilidad de viajar. Además, los profesionales afirmaron que el hospital está perfectamente preparado para contenerla médicamente, pero que Ema necesita estar  con su familia, ya que su bienestar emocional es fundamental para su recuperación.

JUSTINO NAVA VEGA

(Presidente del Consejo de

Residentes Españoles,

Demarcación Consular Córdoba)

Consultado al respecto de la obligación legal y diplomática del Gobierno Español de proporcionar los medios necesarios para repatriar a esta paciente española: “Es prácticamente imposible. Un avión sanitario con equipo médico, acondicionado para cruzar el océano, tiene un costo de 500.000 euros, por lo tanto es imposible gestionarlo para un caso particular. Además, esta es la primera vez en 30 años que tengo un caso como este, el problema es que Ema estaba en Argentina por tiempo indeterminado y  su pasaje no tenía seguro incluido, por lo tanto no podemos hacer mucho por ella, en este momento estamos en comunicación con el Ministerio Español, aguardando una respuesta, para ver si podemos colaborar de alguna manera con la familia, pero es bastante difícil la situación”

 

 

Mostrar más
 

Noticias Relacionadas

Comentarios:

Botón volver arriba
Cerrar