Noticias

Alta Gracia movida y unida ante la impunidad y la injusticia

Fue masiva la convocatoria que familiares y amigos de Joaquín González y de Juan José Retta, lanzaron en los últimos días en un nuevo reclamo de Justicia.

La plaza se vio colmada. La caminata inició pasadas las 18 de este sábado 1 de octubre y se extendió hasta la explanada de la Estancia. «Necesitamos el cambio de carátula de la causa y que el asesino pague», expresaba Camila, madre de Joaquín, en una plegaria plagada de dolor.

IMG 20221001 181415 - Diario Resumen de la región

Pasaron ya dos meses de la muerte de su hijo y la causa fue elevada a juicio bajo la imputacion de «Homicidio preterintencional». Lo que se entiende cómo una muerte NO intencional, la cuál se dió en un contexto de riña. Mientras tanto, Joe Heredia, el imputado, aguarda juicio en libertad.

IMG 20221001 182137 - Diario Resumen de la región

Quien también está en libertad -increiblemente- es José Vergara, el homicida de Juan José Retta, el cuidador de motos de barrio Sur asesinado en enero de 2019. El hombre pasó por instancia de juicio y si bien se confirmó que era el asesino (quien mató a Retta por asfixia y luego lo enterró en el patio de su casa) la Justicia lo liberó por considerarlo inimputable y, ordenó un tratamiento psiquiátrico «ambulatorio». Para la familia una burla.

Y si hay alguien a quien Alta Gracia y todo Santa María no olvidan es al pequeño Teo Rodríguez. Pasaron cuatro años de su muerte y la misma sigue impune. Mayra, su mamá, se expresa en silencio en cada marcha, acompañando el dolor de los padres que en definitiva también es su dolor y con la esperanza latente de que alguien día las homicidas paguen por la muerte de su pequeño hijo.

«La causa está en el Tribunal Superior de Justicia totalmente estancada y vemos como pasan los años sin hacer nada», expresaba la joven mamá, cuyo hijo murió tras ahogarse en la pileta de una guardería en Anisacate.

La mujer, aseguró que las imputadas siguen una vida normal y jamás estuvieron detenidas. «Una de ellas trabaja como maestra en Buenos Aires y la otra en Villas Ciudad de América.

Pero, en medio de la marcha, no faltaron las voces que pidieron Justicia por Martín Hurtado, cuyo homicida fue condenado a la pena de 1 año de prisión por ser menor de edad y que, según se supo, el recupero de su libertad es inminente.

Casos totalmente diferentes pero con un mismo denominador común: familias unidas por el dolor y en lucha para que la Justicia finalmente llegue.

Mostrar más
 

Noticias Relacionadas

Comentarios:

Botón volver arriba