Sociedad

08 de noviembre de 2018

Avanza un proyecto de ley para prevenir la ludopatía

Entre las condiciones se detallan el mensaje sanitario de prevención y número de línea de ayuda en todos los carteles, mesas o unidades de juego, mostradores de expendio, tickets, facturas, sitios web y entradas de los establecimientos.

Un proyecto de ley que apunta a prevenir la ludopatía fue aprobado el miércoles por la Comisión de Salud de la Cámara de Senadores y buscará prosperar en el Congreso de la Nación para desestimular el juego compulsivo como una “cuestión de salud pública”.

El autor del texto fue el senador nacional por la UCR, Mario Fiad, y en el mismo se especifica que de ser ratificado se deberán incorporar en salas de juegos de azar y casinos medidas de información e infraestructura que desalienten el juego compulsivo, además de tener que ser participen de una campaña permanente de prevención de la ludopatía.

“La ludopatía tiene nocivas consecuencias individuales, familiares y sociales, que impactan en la persona, pero también generan ruptura de vínculos, depresión, pérdida de bienes y en muchos casos, hasta el trabajo. A nivel nacional, el problema carece de un marco jurídico y esta orfandad le resta visibilidad a la problemática”, explicó Fiad.

Entre las condiciones se detallan el mensaje sanitario de prevención y número de línea de ayuda en todos los carteles, mesas o unidades de juego, mostradores de expendio, tickets, facturas, sitios web y entradas de los establecimientos.

También se exigirán relojes visibles con hora oficial en cada sala o cada 50 metros, dos ventanas al menos desde las que se pueda observar el exterior del lugar en todo momento, desinstalar los cajeros automáticos que haya dentro de las salas de juego e impedir su funcionamiento y prohibir las transacciones electrónicas, canjes, préstamos o empeños dentro de los establecimientos.

La ley también dispone la creación de un Registro Nacional de Autoexclusión con inscripción y baja voluntaria que deberán tener todos los locales del rubro, con datos y fotos, cuyos integrantes deben estar permanentemente actualizados y los formularios siempre a disposición de quien los requiera.

(La Voz)


Compartir Noticia:
Comentarios