Sociedad

13 de noviembre de 2017

CRECER avanza sobre la inclusión escolar con un nuevo centro

El pasado viernes 10 de noviembre CRECER (Centro de Integración del Discapacitado) cumplió con otro hito histórico: inauguró el Centro de Apoyo a la Inclusión Escolar

El pasado viernes 10 de noviembre CRECER (Centro de Integración del Discapacitado) cumplió con otro hito histórico: inauguró el Centro de Apoyo a la Inclusión Escolar, con el objetivo de apoyar y dar contención a niños y jóvenes con necesidades educativas especiales para que puedan asistir a la escuela común.

El proyecto nace en 2016 y se pudo concretar después de distintos esfuerzos que comenzaron a partir de la compra del inmueble ubicado en la calle Illia, su refacción para que cumpliera con las normativas acordes y el armado de un equipo interdisciplinario específico. Este logro fue posible gracias a la participación de distintos actores, desde los gubernamentales a los privados que aportaron con recursos, materiales y ayuda técnica. Por eso mismo, la inauguración contó con la participación de numerosos invitados y figuras políticas: el Intendente de la ciudad, Facundo Torres, los legisladores provinciales Amalia Vagni y Walter Saieg entre otros, que participaron en el corte de cinta de este nuevo y moderno edificio.

Desaprendemos a incluir
El centro fue bendecido por el Padre Marcos Cabrera de la Iglesia de Fátima, de nuestra ciudad, quien invitó a reflexionar acerca de la postura humana hacia las otredades: “Nuestra naturaleza humana naturalmente tiende a recibir al otro, abrazarlo, a mirar a la misma altura, pero cuando vamos creciendo, vamos aprendiendo el rechazo, la discriminación, a darle lugar a nuestro prejuicios y poner al otro en un lugar que el otro no tiene. El hombre va aprendiendo a excluir y eso se puede desaprender también”.
Concepto que retomó el Director de Crecer, Sergio López en su discurso en el que se mostró positivo acerca de los avances de la sociedad, aunque remarcó que el camino es largo: “Es verdad que de niños es cuando tenemos la mayor capacidad de poder incluir y a medida que crecemos, por algo que nos va pasando como seres humanos, de alguna manera eso va cambiando. La palabra inclusión parece muy nombrada pero que todavía falta para que podamos procesarla e incorporarla. Aún estamos lejos de poder decir que contamos con escuelas totalmente inclusivas. Por ese motivo hemos decidido que CRECER tiene que dar y formar parte de este proceso que nos lleva a transformar la escuela común.”.

Es más que integrar
López, antes de agradecer a todos y cada uno de los que hicieron posible lograr que el proyecto del centro fuera realidad, remarcó algunos conceptos sobre discapacidad, inclusión e integración que fundamentan el eje de trabajo de la institución y el objetivo primario de este nuevo desafió de apoyo escolar: “Escuela inclusiva no significa ni más ni menos que escuela para todos, sin importar el grado de deficiencia o dificultad que presente el niño. Las deficiencias son funcionales, existen apoyos técnicos para poder equiparar esas deficiencias para que tenga un espacio de igualdad y equidad; y ese es nuestro objetivo. Integración es tratar de abrir un espacio para que ese niño con algún tipo de dificultad se encuentre en un ámbito; la inclusión es un concepto mucho más abarcativo, que nos compromete a todos como sociedad, desde el lugar que cada uno ocupa. Me remito a un concepto para mi muy importante; la discapacidad no está en el niño o en le joven o adulto con deficiencias o dificultades; la discapacidad como lo remarca la Convención, está en la sociedad y las barreras que todos vamos poniendo para excluir a las personas de distintos ámbitos”.

50 mil pesos
El Intendente Torres destacó la labor de la institución y la sinergia entre los actores privados y públicos que hicieron posible que distintos proyectos de la ciudad pudieran concretarse. Además hizo entrega de una ayuda económica de 50 mil pesos, que se suma a las otros aportes ya otorgados.

Veintinueve años creciendo

CRECER nace del encuentro de un grupo de madres y padres de jóvenes con capacidades diferentes que se reúnen para compartir vivencias, acompañarse y pensar juntos una solución a la problemática por la que atravesaban sus hijos. El 26 de Octubre de 1988, con la denominación CRECER “CENTRO DE INTEGRACIÓN DEL DISCAPACITADO” , se constituyó la asociación civil sin fines de lucro. A través de gestiones de las madres y los padres se consiguió el edificio donde funcionaba el Registro Civil ubicado en calle Liniers y posteriormente compartimos nuestras actividades en la Escuela Intendente Rojas de Barrio Sabatini. En el año 2000, se a la calle Dalinger donde Elva Valdéz de Antomarioni, miembro de la Comisión Directiva y colaboradora incondicional de la Institución, tenía una casa para alquilar; un saloncito con una habitación, dos baños
Liliana Bitetti, Presidenta de la Comisión explicó “ Y así fue creciendo, se fueron cumpliendo metas. Se creó primero el Centro de Día, El Centro Educativo terapéutico, el Hogar con Centro de Día, el Consultorio Odontológico y hoy estamos frente a una nuevo Servicio. Crecer no atiende sólo a los chicos de Alta Gracia y alrededores, sino que hay seis Departamentos desde los que concurren chicos a nuestra institución”.
En 2016 se avanzó con el nuevo proyecto y compra de la propiedad que tuvo que ser completamente remodelada.
Actualmente CRECER atiende a 150 chicos, entre niños adoelescentes y adultos y cuenta con un plantel de 125 personas, distribuidas en los distintos edificios.

Compartir:

Comentarios