Sociedad

06 de diciembre de 2017

¿Cuánto les costó a los altagracienses los daños producidos por la pedrea?

Vidrios rotos, cielos rasos destruídos, automóviles dañados, plantas, macetas, tejas…se cuentan de a decenas los elementos que fueron dañados por la última pedrea que azotó nuestra ciudad el pasado miércoles, y que se extendió por más de 20 minutos. En un relevamiento que efectuó Resumen en distintas zonas, se pudo comprobar la magnitud de los gastos que debieron afrontar los altagracienses, y el crecimiento en la demanda tanto de chapistas, vidrieros, viveros, ferreterías y todos los que de alguna manera debieron intervenir para que lentamente se pueda recuperar lo dañado.

Vidrios rotos, cielos rasos destruídos, automóviles dañados, plantas, macetas, tejas…se cuentan de a decenas los elementos que fueron dañados por la última pedrea que azotó nuestra ciudad el pasado miércoles, y que se extendió por más de 20 minutos. En un relevamiento que efectuó Resumen en distintas zonas, se pudo comprobar la magnitud de los gastos que debieron afrontar los altagracienses, y el crecimiento en la demanda tanto de chapistas, vidrieros, viveros, ferreterías y todos los que de alguna manera debieron intervenir para que lentamente se pueda recuperar lo dañado.
Los casos más graves se dieron en barrio Don Bosco, Parque del Virrey, Cámara, Villa Oviedo, 1º de Mayo, donde las viviendas dañadas alcanzaron las 30, según informó Defensa Civil. En estos casos, el municipio tuvo una inversión aproximada entre 300 a 400 mil pesos entre chapas, colchones y distintos elementos que fueron proporcionados a los damnificados; según lo aseguró en un medio radial, el intendente Facundo Torres.

La demanda se incrementó en un 50%
En la mayor parte de los talleres donde se hace chapa, pintura, micro y macro bollos, la demanda ha crecido significativamente en los últimos días, llegando a superar el 50% en relación a semanas anteriores. Al respecto, Alfredo Caponigro, quien tiene su taller en calle Lorusso al 500, manifestó: “He tenido que ocupar gente para bollos también porque no doy a basto. Si calculamos el valor, siempre aproximado, de una auto que haya tenido daños en todo el exterior, el arreglo -sin pintura- puede costar alrededor de 26 o 27 mil pesos. Hoy tenemos dados 30 turnos”, relató. Walter, del Taller Falucho, en tanto, que han llegado entre 6 y 7 autos por día luego de la piedra. He cambiado lunetas, un parabrisas; los mayores daños fueron en techos y capots. La mayoría se acostó a dormir la siesta y se confiaron de que la tormenta no era grave. Un parabrisas de Corsa, por ejemplo, sale 4500 pesos, la luneta de un Escort, 2600 pesos. So el auto no está asegurado, la gente puede llegar a pagar entre 25 a 30 mil pesos por un auto dañado por la piedra; por eso los más viejitos a veces no los arreglan porque no conviene”, manifestó.

“Trabajamos a la siesta también”
Otro de los rubros más solicitados, es la vidriería donde -para algunos- las horas del día no alcanzan. “Ya no cortamos a la siesta, paramos sólo a comer y seguimos. Estamos dando turnos para dentro de 10 días. Lo más complicado, y se ha dado mucho, son los ventiluz del baño, por ejemplo, donde tenés que ir, subirte a una escalera, sacar las medidas, son tiempos que hoy no tenemos. Por eso le pedimos a la gente que venga con la abertura directamente”, contó Ignacio, de Vidriería Cristal Norte, y agregó que el valor de un vidrio de ventana estándar es de 300 pesos, y el de una puerta ventana es de 1600 aproximadamente. Rodrigo, de AG Cristales, en tanto, manifestó que la mayor demanda es de vidrios de ventana y de techos de policarbonato. “Se ha incrementado más del 50% el trabajo, estamos dando turnos para jueves o viernes”, relató. En Vidriería Paravachasca confirmaron, además, que se han roto muchas ventanas y la gente ha reemplazado el vidrio por el policarbonato; como así también manifestaron que “ha habido un aumento desbordado de la demanda”.

Cartelerías destruidas
La cartelería de distintos comercios es otro de los elementos más afectados. Federico Martínez de Hipercolor dijo que “la piedra me destruyó todos los carteles, y las luces de los carteles. La inversión aproximada para reponer todo ésto es de 20 mil pesos aproximadamente”, contó; y agregó que se está recibiendo mucha gente que busca productos para reparar roturas producidas por la tormenta. Por ejemplo, masillas, impermeabilizantes, resina, etc.
En el Centro del Deporte, dijeron que “hace un año pasó algo similar con una pedrea. Vamos a cambiar el tipo de cartel por una marquesina de cemento. Hace un año y medio nos costó 10 mi. pesos”, aclararon. Marcos Laporta, de Ferretería Laporta, por otra parte dijo: “Se está trabajando mucho en reposición de chapas, tejas, canaletas, etc.; sobre todo las casas que tenían chapas de plástico por una cuestión de iluminación; en esas casas desaparecieron todas. También hubo daños en casa que tenían de chapa, y eso habla de la magnitud de la piedra”, manifestó; y agregó que la chapa está en 220 pesos el metro cuadrado y las tejas un poquito más. Además, debieron reemplazar 20 chapas de plástico de 5 metros aproximadamente que destruyó la tormenta en el corralón.

Las plantas y macetas…también
Los viveros, fueron otros de los comercios que vieron incrementadas sustancialmente las ventas luego de la tormenta. “La gente está reemplazando macetas, plantines, más que nada plantines de temporada que son los que están a la intemperie. Se ha notado mucho el aumento. Los plantines están alrededor de 15 pesos y las macetas -las más básicas y de plástico- 20 pesos”, advirtió el encargado de “Estilo Parque”, el vivero ubicado en inmediaciones al Crucero. Mariano, de Vivero Tramo, por otra parte, subrayó que fue muy grande la cantidad de gente que se acercó al comercio con todo tipo de pedidos en estos últimos días: “Se incrementó muchísimo la demanda sobre todo de plantas de estilo parque que son las que más expuestas están. Plantines de estacion, macetas plásticas, son algunas de las cosas más pedidas”, subrayó.
Las empresas aseguradoras, en tanto, remarcaron que fueron muchos los automovilistas que tramitaron la cobertura, y muchos más (un 20% aproximadamente) que comenzó con los trámites para cambiar su seguro a uno que le cubra daños en caso de pedrea: “Fue muy fuerte y muchos se confiaron. Al otro día ya teníamos gran cantidad de llamados telefónicos pidiendo presupuesto por otro seguro”, señalaron.

 

Compartir:

Comentarios