Actualidad

11 de octubre de 2017

Dos familias con triquinosis por comer una bondiola en mal estado

Se trata de cinco personas que compraron el embutido en la ciudad de Río Tercero. Son oriundos de Despeñaderos y ya fueron dados de alta. Desde el Hospital Illia aseguran que casi no hay registros de hechos similares en la zona.

Integrantes de dos familias oriundas de la localidad de Despeñaderos (emparentadas entre sí) fueron internadas en el Hospital Illia y en una clínica de esta ciudad, luego de que los primeros estudios advirtieran que estaban con los síntomas de la triquinosis.

“Llegaron con problemas gástricos en su mayoría. Inmediatamente tres personas fueron internadas en el hospital, y dos más pasaron a una clínica. Además, varios más siguieron el tratamiento ambulatorio, porque sus síntomas eran menores. Se le dio aviso al área de Epidemiología del Ministerio de Salud de la provincia, quienes nos enviaron la mediación y procedieron con todo lo pertinente al lugar donde se vendió la bondiola”, advirtió el director del Hospital Illia, Juan José López.

Desde la dirección informaron, además, que los pacientes fueron dados de alta este martes, y que continuarán con el tratamiento en sus hogares.

El origen

Según se pudo conocer, un integrante de una de las familias viajó a la ciudad de Río Tercero, y en una carnicería del lugar habría adquirido una bondiola, que luego partió por la mitad y repartió con sus parientes. A las pocas horas, habrían comenzado con los síntomas que, en la mayor parte de los casos, incluyen: molestia abdominal, espasmos, diarrea, hinchazón facial alrededor de los ojos, fiebre, dolor muscular (especialmente dolor muscular al respirar, masticar o al usar músculos largos) y debilidad muscular.

“En los casos más graves, la triquinosis puede dar una encefalopatía que puede terminar con la muerte del paciente. Gracias a Dios, esto no sucedió en ninguna de estas personas, quienes ya se encuentran bien. La verdad, casi no tenemos antecedentes en el hospital de casos de triquinosis”, agregó López.

Operativo

Las acciones conjuntas de todos los actores que intervinieron en el caso comenzaron el viernes pasado, cuando inspectores municipales de Río Tercero tomaron contacto con la Dirección General de Fiscalización y Control del Ministerio, ante la detección del parásito en productos elaborados con carne de cerdo de un criadero de la zona.  Ante esto, desde Agricultura se solicitó a los agentes municipales un relevamiento del lugar, a partir del cual se constató la existencia de 74 cerdos, que fueron sacrificados.

¿Qué es la triquinosis?

La triquinosis se transmite por la ingesta de carne de cerdo que se haya alimentado de basura entre la cual estuvieran ratas, que son las que transmiten la Trichinella spiralis. Para matar todas las larvas se requeriría cocinar la carne a una temperatura a la que culturalmente no estamos acostumbrados, por lo que directamente se desaconseja la comercialización y compra de carne no controlada.

Compartir:

Comentarios