Sociedad

El bombero del doble milagro de Brochero vive en nuestra ciudad

El octubre de 2016 Miguel Pelaez viajará a Roma a la canonización del Cura Bochero junto a Nicolás Flores, el primer milagro que pasó por su vida y que hoy tiene 16 años.

Pelaez es bombero de Alta Gracia y estuvo “en el momento justo”, según él mismo aclara. El primer siniestro vial en el que tuvo participación, se registró en el año 2000 sobre la ruta C-45, más precisamente en Falda del Cañete, cuando junto a otros bomberos trabajó en el rescate y fue el primero en atender a un bebé de 11 meses que viajaba junto a su familia y que se encontraba entre la vida y la muerte. Su padre rezó y le pidió a Brochero que lo salvara, y apareció Pelaez.

Ese bebé se llama Nicolás, el joven que se conoce como  “el chico del milagro” del Cura Brochero, debido a que su historia motivó una investigación de la Iglesia Católica que derivó en la acreditación del milagro. “Como bomberos nos preparamos para esto, me tocó a mí, como le podría haber tocado a otro. A modo personal, se siente una satisfacción muy grande, sobre todo porque me enteré 5 años después que Nico estaba bien, cuando la madre llamó al cuartel y contó lo sucedido”, comentó el bombero. Pero la historia no quedó ahí.

A principios de este mes, volvía de viaje y se encontró con un accidente en la Autopista Córdoba-Carlos Paz; esta vez uno de los heridos era una persona recién transplantada que viajaba hasta Traslasierra para agradecer a Brochero por la cirugía junto al donante, su hermana. Mientras el auto daba tumbos, la mujer le pidió a Brochero que los salvara, y una vez más, el bombero fue el primero en llegar.

Etiquetas
Mostrar más
 

Noticias Relacionadas

Comentarios:

Botón volver arriba
Cerrar