Actualidad

08 de junio de 2018

El detenido por la muerte de Silvia Maddalena era consciente de sus actos

Así lo determinó la pericia psiquiátrica que le realizaron este jueves a Héctor Gómez. Hoy, será traído a declarar.

Este jueves se llevó adelante la pericia psiquiátrica de Héctor Abel Gómez (24), acusado de la muerte de Silvia Maddalena, la odontóloga que fue brutalmente asesinada en su consultorio la noche del viernes 18 de mayo.

A pesar que tanto la investigación como las pericias se encuentran dentro de secreto de sumario, trascendió que los resultados del examen arrojaron que el imputado es “totalmente consciente de sus actos”, es decir, que comprende lo que hace y puede dirigir sus acciones. Debido a ésto, Gómez es penalmente responsable del hecho que se le atribuye, al menos en lo que respecta al examen médico.

Resta ahora por determinar su participación o no en el crimen, y la supuesta vinculación que hay con el hermano en este caso. Recordemos que Eduardo “Cabe” Gómez (23), fue detenido días después por “Encubrimiento agravado”, debido a que habría sido quien escondió algunas pertenencias de la víctima, pero aún se desconoce si fue parte del macabro hecho.

Si bien aún falta mucho por transitar en lo que se refiere a los detalles del hecho y el móvil del crimen, se especula que lo que habría llevado a Gómez hasta el consultorio de Maddalena fue la intención de realizar un robo.

En las próximas horas, el detenido será traído a declarar ante el fiscal que entiende en la causa, Alejandro Peralta Otonello. Desde el jueves 24 de mayo, permanece alojado en la cárcel de Bouwer, luego de sentirse acorralado por la Justicia y escapar; y luego, también, de que su pareja (con quien tiene un hijo de un año y cuatro meses) lo denunciara tras haber encontrado pertenencias de la odontóloga asesinada en su casa.

“En el pendrive había fotos y el nombre de la odontóloga. Lo hablé con mi mamá, luego con mi papá, quien me contó que había renunciado al trabajo. No lo dudé, lo hice por mi hijo”, dijo la mujer a Resumen; quien también manifestó que ese viernes su marido volvió rasguñado y más tarde de lo normal, argumentando que el “colectivo venía lleno y no me alzó”, dijo al regresar cerca de las 22 hs.


Compartir Noticia:
Comentarios