Noticias

Importante: En el Hospital Illia vacunaran contra la fiebre amarilla

"Es necesario reunir a 50 personas por jornada para poder hacerlo", dijo Mariana Garay, directora del nosocomio a RESUMEN.

La principal medida de prevención contra la fiebre amarilla es la vacunación. La vacuna es segura y asequible, y proporciona una inmunidad efectiva para toda la vida contra la enfermedad.

Hasta ahora, quienes planeaban sus vacaciones en lugares o zonas consideradas de riesgo y vulnerables ante dicha  enfermedad, solo podían vacunarse en nosocomios que la provincia disponía en Córdoba capital que, por lo general, terminan siempre colapsados. Esta vez, el hospital Arturo Illia será uno de los lugares de vacunatorio según su misma directora Mariana Garay lo confirmó a RESUMEN: “Lo vamos a hacer pero aún no hemos organizado como será. Debemos establecer un cronograma y lo más importante, necesitamos un mínimo de 50 personas para poder vacunar que es el total del contenido de la dosis, sino no se puede”, expresó.

Garay, aseguró que es un tema trabajado en conjunto con el organigrama provincial por lo que seguramente se estima se manejen los mismo plazos. De todos modos, remarcan que sin esas 50 personas no se puede llevar a cabo la jornada de vacunación y, en caso de que no se alcance tal número, se deberá en la fecha posterior.

En los próximos días va a confirmarse cuáles serán los días y horarios de vacunación. Así mismo, se presume que podrían ser los lunes de enero y febrero.

¿Quiénes deben vacunarse?

-Residentes Argentinos en zona de riesgo: el Calendario Nacional de Vacunación contempla una dosis de la vacuna para niños y niñas de 18 meses que viven en la provincia de Misiones y Formosa y algunos departamentos de Corrientes, Chaco, Salta y Jujuy, con un refuerzo a los 11 años.

Viajeros a zonas con circulación de fiebre amarilla o a países que exijan la vacuna a los turistas argentinos para ingresar.

La vacuna debe aplicarse preferentemente 10 días antes de la fecha de viaje y una sola dosis es suficiente para protegerse a lo largo de toda la vida. Se recomienda la consulta médica, al menos 4 semanas antes de la partida, para recibir las recomendaciones de vacunación.

Contraindicaciones

No deben aplicarse la vacuna aquellas personas que presenten estas condiciones. Se recomienda cambiar la región o destino del viaje:

Niños menores de 6 meses.

Antecedentes de alergia a cualquiera de los componentes de la vacuna: huevo, proteínas de pollo o gelatina.

Alteraciones del sistema inmune incluyendo la infección por VIH según recuento de linfocitos T CD4+.

Enfermedad del timo, miastenia gravis, síndrome de DiGeorge.

Otras Inmunodeficiencias, tumores malignos y trasplantes de órganos.

Enfermedades que requieran tratamientos con inmunosupresores y/o inmunomoduladores.

Embarazo.

Precauciones

Quienes integran los grupos que se detallan a continuación tienen un riesgo aumentado de efectos adversos potencialmente graves asociados a la vacunación. Para estos casos, se recomienda no viajar a destinos con transmisión activa de fiebre amarilla. Si el viaje fuera impostergable, un médico deberá evaluar la conveniencia de indicar la vacunación y emitir una orden médica para recibir la vacuna.

Niños entre 6 y 8 meses de vida inclusive.

Adultos de 60 años o mayores que se vacunan por primera vez contra la fiebre amarilla

Las mujeres que están en período de lactancia entre el nacimiento y los 8 meses inclusive podrían transmitir a sus hijos el virus vacunal a través de la leche.

Alteraciones del sistema inmune incluyendo la infección por VIH según recuento de linfocitos T CD4+.

Etiquetas
Mostrar más
 

Noticias Relacionadas

Comentarios:

Botón volver arriba
Cerrar