Sociedad

La Quintana debate si continúa siendo un pueblo minero

La instalación de la cantera “Sol de Venus” en José de la Quintana fue el puntapié inicial para que distintas voces se expresaran en relación al tema y se generara una interesante discusión en torno a cuál es el modelo de pueblo que se quiere. Los orígenes de la localidad se remontan al siglo XVIII, como parte de la Estancia San José que albergó la primera escuela minera del país, establecimiento en el que actualmente asiste una importante cantidad de alumnos de distintas provincias.
Más allá de que el origen de la zona está marcado por esta actividad, hoy por hoy, las opiniones están divididas y hay quienes pretenden modificar ese perfil, convertir la zona en un lugar libre de explotación minera y más abocado a la vida al aire libre; mientras otros habitantes dicen estar a favor de que la zona continúe teniendo su perfil original. La discusión está abierta y será la Secretaría de Minería de la Provincia de Córdoba quien tendrá la decisión final en cuanto a la aprobación o no de este nuevo emprendimiento, que solo es uno más de los muchos que funcionan hace años en el lugar.
Uno de los aspectos, por lo menos curioso, es que hace poco tiempo fue clausurada una cantera que trabajaba desde hace dos años porque no estaba habilitada y no hubo manifestaciones en torno a su funcionamiento por ninguno de los habitantes que hoy se expresan en contra.
“Mi pueblo no es tu cantera”
Bajo este slogan un grupo de habitantes de José de la Quintana y Villa San Isidro (comuna vecina) se manifestaron en contra de la instalación y sus voces se hicieron escuchar en distintos medios provinciales manifestando, como puntos más trascendentes, que el emprendimiento generaría impacto ambiental negativo en una zona que funciona como corredor biológico del Departamento. Otra de las observaciones de algunos manifestantes es que “la venia” para que allí funcione fue otorgada por el presidente de la Asociación Civil Amigos de José de la Quintana “cuando él no tiene autoridad para tomar ninguna decisión en este sentido”, aclararon. Cabe destacar que a pesar de la historia que acompaña al pueblo de José de la Quintana nunca fue declarado comuna, por lo que funciona en el lugar esta asociación que vendría a suplantar algunas de las funciones que tendría un jefe comunal (avalado por el Estado provincial) y las autoridades son elegidas cada dos años mediante voto.
“Queremos la cantera”
Si bien algunas voces están en contra, hay una buena parte de la población que sí quiere este nuevo emprendimiento argumentando, entre otras cosas, la necesidad de puestos de trabajo, y la posibilidad de que La Quintana siga teniendo el perfil que tiene desde hace muchos años. Le dan, además, vital importancia al funcionamiento de la escuela donde egresan año a año un buen numero de profesionales mineros que deben emigrar a otras localidades para llevar adelante su profesión. Viejos quintaneros que habitan desde hace muchos años manifestaron que en la audiencia pública que se realizó el pasado vierne no se les dio el espacio para expresarse “porque solo habló una nueva camada de gente que pretende hacer valer su opinión y no se respetó a los habitantes del pueblo”, aclararon. Cabe mencionar que dicho evento no es vinculante en la decisión final que tomará la Provincia en torno a este tema.
transporte-de-gente-hacia-la-audiencia
¿Diferencias políticas?
Más allá de que los habitantes hicieron escuchar su voz, las diferencias políticas que existen en la zona desde hace muchos años tuvieron un lugar preponderante en la división de posturas. Cabe aclarar que la jefa comunal de San Isidro tiene intenciones desde hace varios años de fusionar José de la Quintana con su comuna por lo que se mantienen reuniones con altos referentes políticos del lugar a fin de llegar a un acuerdo. El propio legislador Walter Saieg ha llevado a cabo reuniones con representantes de ambas localidades con el objetivo de que se tome la decisión más acertada, pero aún no hay acuerdo debido, entre otras cosas, a la resistencia que pone José de la Quintana para no perder su identidad como pueblo centenario.
La cantera se ubicaría dentro de la jurisdicción de La Quintana, pero la circulación de los camiones se haría por una cuadra de San Isidro, principal argumento de su autoridad para reclamar. La falta de decisión política de distintos gobiernos provinciales para que la Quintana sea comuna, habría generado uno de los puntos de conflicto más altos que hoy por hoy se visibiliza debido a que uno de los reclamos es la imposibilidad en la toma de decisiones de quien preside la asociación del lugar.
VOCES:
Norberto Fariña (Propietario cantera)
“Atacan a un proyecto que está en 400 hectáreas privadas, y se van a explotar solo 2 hectáreas, para que el cordón montañoso funcione como medio de amortiguación ambiental. La casa más cercana es la de la propietaria del campo. Estamos hablando de una molienda de piedra, la molienda más gruesa, deberían cerrar todas las moliendas que están en la ciudad de Alta Gracia si fuera por eso”.
Claudia Cuffa (Jefa comunal San Isidro)
“El tema con esta cantera es que está a 400 metros de todas las casas donde comienza Villa San Isidro como caserío. Es zona de canteras, eso no lo discuto, pero los ciudadanos tenemos derecho a elegir cómo vivir. Hay quienes quieren embarrar el tema relacionándolo con diferencias políticas, pero no es así”.
Luis García Montaño (Asociación Civil José de la Quintana)
“En la audiencia no estaba el pueblo originario, había un grupo de intelectuales con actitud muy abrumadora. Si usted apoyaba era aplaudido y si no, era abucheado. Esa gente no va al dispensario, no tienen sus hijos en la escuela, no compran acá, es decir, se instalaron sin respetar a la gente que estaba viviendo en el lugar”.
Gonzalo Montiel (Vecino de La Quintana)
“Estoy en contra de esto. Hace dos años que vivimos aquí y somos parte de una nueva gente que venimos desde Córdoba en busca de un espacio para vivir con belleza, tranquilidad y espacio saludable”.
Betiana Ortega (Vecina de La Quintana)
“Estoy a favor porque este lugar se forjó como un pueblo de minería y desde hace más de 60 años está rodeado de canteras. No hemos tenido jamás un alejamiento de especies, ni desequilibrio ambiental, ni fractura terrestre”.
Foto principal: Audiencia realizada el pasado viernes
Foto secundaria: De esta manera transportaban los empleados de la comuna de San Isidro a la audiencia

Etiquetas
Mostrar más

Noticias Relacionadas

Comentarios:
Cerrar