Actualidad

08 de agosto de 2018

Los Tribunales de Alta Gracia siguen sin edificio propio

Los avances en materias de infraestructura en la localidad de Carlos Paz encendieron la eterna polémica.

Avanza el proyecto para la construcción del nuevo edificio de tribunales en Villa Carlos Paz y ya se abrieron los sobres con las propuestas de las 15 empresas oferentes. Los Tribunales de la ciudad cercana tendrán una superficie cubierta total de 5.195 distribuida en tres pisos, con el ingreso principal en la planta central, donde se encuentran los núcleos de servicios públicos, que vinculan los distintos niveles. Se plantea un esquema de patio central hacia donde se abren las actividades, diferenciando las públicas de las privadas.

Desde que se conoció la noticia de estos avances de obras, se difundieron murmullos de malhumores entre trabajadores de la Justicia, Legales, políticos y vecinos: “¿Y en Alta Gracia?”.

No pasa nada

A finales de 2015 el ex intendente Walter Saieg y el vocal del TSJ, Luis Rubio, firmaron un convenio en donde la Municipalidad de Alta Gracia le cedió al Tribunal Superior de Justicia ( TSJ) una hectárea de terreno ubicado en Potrero de Loyola para la construcción de su nuevo edificio.

En ese momento, el propio Saieg afirmó que ese era el lugar adecuado “porque no sólo lo merecen los que trabajan en la justicia que son los jueces, los abogados, sino además para todos los vecinos que diariamente, por una u otra cosa, se acercan a los tribunales”.

En 2016 el Concejo Deliberante aprobó por unanimidad, el acuerdo para destinar al Tribunal Superior de Justicia el terreno de Potrero de Loyola.

Faltan papeles

El convenio estipula la cesión de los derechos y acciones sobre el terreno ( de aproximadamente Una Hectárea) ubicado en el sector sud-este correspondiente a una mayor superficie del Inmueble denominado “ Potrero de Loyola ” (Ordenanza N° 8206). Sin embargo y tal como lo afirma el Presidente del Colegio de Abogados, Flavio Molgara, “El TSJ no puede ni siqueira alambrar, porque no hay escritura. La cesión está, pero hasta que no se avance con la escrituración del lote, no se puede avanzar”.
Lo que estaría faltando, según explicaron desde el Concejo, es un “reestructuración de escritura”, trámite que debe resolverse en Buenos Aires.

Grande sueños

A fines de la década del ‘90 el municipio adquirió los terrenos del Parque García Lorca y 34 hectáreas de lo que hoy se denomina Potrero de Loyola. Mientras uno se transformó en una Reserva Urbana hoy indisociable de la identidad de la ciudad, el otro permanece sin grandes avances. Entre los sueños ,el gobernador Juan Schiaretti anunció la construcción de una escuela dentro del Programa Avanzado de Educación Secundaria con Énfasis en Tecnologías de la Información y la Comunicación (Proa). Ese proyecto también podría encontrar el mismo obstáculos. Y quedan en el tintero de las expresiones de deseos un complejo con un hotel 4 estrellas, una edificación para el Encuentro de Colectividades, mientras unos vecinos se organizaron en un pedido para Reserva Ecológica. Lo único que se pudo hacer, es el Colegio El Obraje, recién inaugurado; pero por ser una obra privada y no de origen estatal, el camino ha sido más fácil de solucionar.

Uno y trino

Hoy, las dependencias tribunalicias locales están dispersas en tres edificios distintos. En Sarmiento y Franchini el edificio principal, en la calle Franchini otra dependencia y, por último el TSJ dispuso en febrero de este año la mudanza de la Fiscalía de Instrucción del Primer y Segundo Turno en la calle Urquiza 257.

Lejos de representar una solución, trajo más inconvenientes: “La gente mayor, los discapacitados, quien tienen bajos recursos y no tienen auto ni para pagar un taxi, no pueden estar yendo de un lado al otro”, asegura un empleado judicial. “ A parte esto genera directamente desconfianza en todo el sistema. Ni si quiera tenemos sala de espera acá en tribunales y, a veces, luego de esperar mucho, los mandamos a pasear hasta la calle Urquiza”, explicó molesto.

Pero si eso no fuera bastante, la Fiscalía está ubicada en proximidad de varios colegios, y ya llovieron quejas por el traslado de detenidos e la dependencia judicial para trámites, en plena salida escolar.

“Hacinados”

Según distintas fuentes, los empleados están hacinados, los abogados trabajan incómodos y aquellos que ocasionalmente deben concurrir, nunca terminan de conocer a qué lado exactamente deben dirigirse para hacer sus trámites. Hay cortes de luz provocados por instalaciones viejas, problemas edilicios (humedad, goteras) y la falta de privacidad obligada por paredes de madera, entre otras cuestiones. “El edificio actual no reúne ningún requisito de accesibilidad conforme ley provincial Nº8501 y nacionales Nº22431 y Nº24314, el estado de edificio actual es deplorable e inaccesible. Algunas de las falencias tienen que ver con la ausencia de instalaciones sanitarias adaptadas, no hay rampas de acceso, no hay escaleras con barandas apropiadas, ni hay salidas de emergencia. Los baños se usan como archivos de expedientes y los justiciables no tienen privacidad ni resguardo”, reiteró Molgara, quien se hizo presente en audiencias públicas por el presupuesto de la Provincia de Córdoba dos veces, en 2016 y 2017, acompañado en ese caso por la Legisladora Vagni, con la intención de que se incluya una partida presupuestaria para la construcción del edificio.

Cabe destacar que Tribunales no atiende solo a nuestra ciudad, sino que es la sede designada para todo el Departamento Santa María.


Compartir Noticia:
Comentarios