Cultura

Mionca trajo buena música, food trucks y mucha magia

El Parque del Sierras Hotel vivió tres noches mágicas y un domingo de pic nic al sol para la tercera edición de Festival Mionca, el evento de Food Trucks y música más importante de la Provincia. Según cifras oficiales, unas 30 mil personas se acercaron a disfrutar de la gastronomía, coctelería y música en vivo que ofreció el evento. Familias y jóvenes participaron con sus reposeras, sillas, mantas e incluso sus mascotas.

La primera noche
En la noche inaugural del festival, tocaron los músicos de gran talla como Iván Singh y las Bourbon SweetHearts, que deleitaron al público al ritmo del pop-rock y del jazz. Algunos aficionados del público inclusive se pusieron a bailar jazz en medio del espectáculo. Uno de los detalle más comentado, fueron las enormes letras corpóreas que se colocaron en medio del predio y que componían la palabra “Mionca”; por varias horas, fueron pintadas e intervenidas con distintos colores y patrones por un grupo de artistas cordobeses.

Un domingo que valió doble  y el bonus track
Debido a las condiciones climáticas desfavorables, se suspendió la noche del sábado; lejos de poner de rodillas la fiesta, la solución que se brindó, significó un nuevo rumbo para el 2019; la jornada del domingo se extendió desde las 13 horas y se trasformó en una alternativa que gustó y atrajo mucha gente que copó el hermoso parque por una grilla musical de enorme calidad y que culminó con un emblema del rock argentino: Micki Rodríguez, bajista de Los Piojos hizo delirar a unas 8 mil personas con su banda La que faltaba. El evento se extendió una noche más de lo previsto con un excelente marco de público y el cierre con Los Mentidores, la banda de blues de José Palazzo.

Los trucks

Entre los 21 food trucks que ofrecieron su propuesta gastronómica se encontraban: Black Pan, Juan Griego, Olson, Texas, Tunga, Gulambre, Jarif, Arabia, Ponja, Raíz, El Cabrón, Crispy, Patatas, La Capke, Guapaletas, Mix & Mash, Patagonia, Bier Republik y Peñon el Águila, Espacios Truck. El espacio de coctelería estuvo compuesto por las barras de El Mentidero de Güemes, Constantino y Dos Onzas.
“Mix and Mash”, heladería tailandesa fue uno de los truck furor; largas filas de grandes y pequeños esperaban no sólo su turno para comprar, sino además ver el proceso a través del cual se prepara el caractéristico helado sobre planchas: “Este helado no es algo que se puede sacar de una heladera y servir rápidamente. Lleva su tiempo. Entonces, es una experiencia. Desde que lo piden y eligen los ingredientes y sabores que van a acompañar el helado, que están en la carta, hasta el momento en que llega el turno en que se lo van a preparar”, explicó uno de los dueños.
Para la comida, Black Pan por tercera vez, mostró ser uno de los preferidos: “El festival la verdad que ya está consolidado, sin dudas. Para nosotros foodtruckeros es el mejor festival del interior, sin duda, porque tiene de todo un poco y tiene esa mística de ser el primero; la verdad que la gente acompaña, la fami

lia, el público que viene. Está muy bueno”.
Este año, también, estuvieron los stands de las fundaciones Natura, EcoInclusión, Un tatuaje por una sonrisa y Fundación Espacios; de Rock and Pelu (la peluquería del Cosquín Rock) y de PhotoKombi (un truck utilizado como cabina de fotos).

Música de calidad y magia
Si hay algo para destacar es la excelencia de la propuesta musical; jazz, blues, rock y todo de la mano de excelentes y a menudo reconocidos músicos. El público en más de una ocasión aclamó que se quedaran en escena, aún preguntando por ahí de quién se trataba. Mionca de esta forma se convirtió en un trampolín para la bandas cordobesas que aún apuestan a la calidad de sus músicos y a los géneros inagotable, sempiternos pero con innovación y carácter. A lo largo de las tres jornadas, se sumó una exclusiva carpa de magia con espectáculos en vivo los 3 días, intervenciones en el predio para toda la familia y un enorme globo aerostático.

El gran mago, detrás de la magia, fue Pipino, maestro de ilusionismo local que coordinó todas las actividades: “Estamos todos muy contentos. La magia es un arte que convoca a todo público pero que necesita de un clima particular y por eso nos organizamos con funciones para cien personas, mientras durante las jornadas algunos de nosotros salían hacia la multitud”.

(Fotos: Lu Leiva, Lucio Mansilla y Franco Petrini)

Etiquetas
Mostrar más
 

Noticias Relacionadas

Comentarios:

Botón volver arriba
Cerrar