Cultura

05 de diciembre de 2017

Ovacionada, Distantes tuvo dos exitosas Avant Premières

El joven director, acompañado de todo el equipo técnico y el elenco, fue ovacionado junto a Juan José López, director del Hospital Regional y los responsables de la Fundación Rosas por distintas personalidades y público en general

Luego de un gran momento en el Cineclub Municipal Hugo del Carril de Córdoba, que tuvo reprecusión provincial, este sábado llegó a Alta Gracia en el Cinemacenter de la calle Belgrano, la avant premier de “Distantes”, la película parte de la campaña de lucha contra el VIH, producción de Fundación Rosas y del Hospital Illia con la dirección del joven cineasta local Marcos Ezequiel López.
El público aplaudió de pie por casi cinco minutos a todo el equipo, conformado por los actores, vecinos y amigos de la ciudad, que quisieron involucrarse en el proyecto y los artífices institucionales e impulsores de esta propuesta única.
El joven director, acompañado de todo el equipo técnico fue ovacionado junto a Juan José López, director del Hospital Regional y responsables de la Fundación Rosas por distintas personalidades y público en general: la Legisladora Amalia Vagni les entregó el reconocimiento del cuerpo deliberativo provincial, acompañada por los concejales radicales Roberto Brunengo, Leandro Morer y María Inés Carignani; además, junto a dirigentes del Pro y del Frente Cívico, se hizo presente el jefe comunal de La Paisanita, Ignacio Sala con Sergio Guardia, Secretario de Gobierno de Villas Ciudad de América, quienes en conjunto con la Senadora Laura Rodríguez Machado colaboraron para hacer posible el estreno en nuestra ciudad. En representación de la Municipalidad, participó del momento la Directora de Cultura Adelina Coda.

Un desafío
El joven director, reconocido por “La última página” corto de suspenso que mereció el reconocimiento en los Premios Latinos de Marbella, aclaró acerca de la sensibilidad del tema: “No fue nada fácil. La idea era abordar todas las historias con una misma línea conceptual y siguiendo la estética que la película ameritaba. Durante el rodaje y en la escritura de guion surgían preguntas e inquietudes que no eran las que me esperaba. En todo caso, gracias a la trabajo de mi mamá (Analía López, jefa de Servicio de Infectóloga del Hospital Illia) siempre tuve una cercanía con la problemática de VIH. En todo caso, lo que buscamos con esta película es no sólo concientizar, sino también generar preguntas en el público; invitarlos a reflexionar sobre su entorno, los mitos y los prejuicios y no necesariamente sobre las enfermedades”.

Distancias familiares
Las historias transcurren en Córdoba Capital, Alta Gracia y en el interior del país. Ignacio un joven de 21 años, de buena posición económica vuelve a su casa durante el receso de invierno de la Universidad Nacional de Córdoba. Esta vez, deberá pensar en la manera en la que les confesará a sus padres un secreto que guarda solo con él, el de su homosexualidad. Pero no es sólo eso lo que lo preocupa sino que tendrá que contarles que es VIH positivo y que necesitará de su ayuda para el tratamiento. Una familia conservadora que se enfrentará así a esto, con sus propios paradigmas y los de una sociedad que aún tarda en cambiar. Ignacio no elige esconderse ni enfrentar eso solo; la aceptación familiar se vuelve en su mirada una enseñanza y un mensaje para compartir acerca de los vínculos como parte de la adhesión al tratamiento.
La segunda historia, que involucra a Estela y su hija, se enfoca sobre quién debe aceptar y luchar contra sus propias resistencias; los sacrificios, una vida difícil y las expectativas puestas en los hijos y una noticia de un embarazo que cae como un balde de agua fría. Estela tien que procesar una doble problemática; por un lado un nieto en camino y el miedo de ver fracasar la esperanza de un vida profesional para su joven hija; por otro, acompañarla y contenerla en el proceso médico relacionado al VIH.
La película contó con la musicalización gratuita de Ulises Bueno y de Hipnótica.

“En años en el sector público, esta es mi satisfacción más grande”

El Director del Hospital, Juan José López, brindó un emotivo discurso en el que remarcó la unicidad del proyecto y de la campaña que se lleva a cabo junto con Analía López del Departamento de Infectología y los actores voluntarios que acompañaron y apostaron a la idea: “Todo esto fue a pulmón; y el objetivo era como hospital brindar a la comunidad el mejor servicio posible. Hoy me toca pararme aquí, para poderles decir como Director que es un orgullo contar con este equipo de gente, todos los que conforman el hospital y este proyecto; esto es inédito. Se hizo en nuestro hospital y en Alta Gracia y gracias a ellos. En todos estos años de trabajo en el sector público, este proyecto es el que, sin duda, más satisfacción me dio”, afirmó la máxima autoridad del nosocomio regional, visibilmente emocionado.
La campaña de lucha contra el VIH, es trabajada por un importante número de gente, que incluye los servicios de Infectología, Laboratorio, Farmacia, Kinesiología, Residencia de Medicina Generalista y Familiar, Enfermeria y Administrativos. El sábado además, se realizaró la maratón por el Día Mundial de la lucha contra el SIDA en el hospital y la unidad ploetada estuvo haciendo controles. Esta semana, el equipo empezará a salir y por los barrios, para hacer los tests rápidos.

Compartir:

Comentarios