Policiales

12 de enero de 2018

Policía en la mira: le dieron un caballo en guarda, y lo vendió

El efectivo, habría actuado como depositario judicial de un caballo secuestrado, lo tenía en su domicilio, pero el equino tiempo después apareció en otra vivienda. Trabaja en la Patrulla Urbana.

Un insólito caso está investigando la justicia en la ciudad. Se trata de un hecho que involucra a un cabo de la Policía que actualmente trabaja en la Patrulla Urbana.

El efectivo, habría actuado como depositario judicial de un caballo secuestrado, lo tenía en su domicilio, pero el equino tiempo después apareció en otra vivienda.

Según se desprende de la investigación, su hermano publicó la foto del caballo en facebook para venderlo y logró cambiarlo por otro perteneciente a un vecino de barrio Lalahenes.

Resumen pudo dialogar con este vecino, quien advirtió que se siente “estafado”. “Vi la publicación en facebook, yo tenía una potranca y quería un animal más manso para mi nene. Los llamé y cambiamos los animales. Tiempo después otra persona me lo reclama diciendo que se lo habían robado, tenía los papeles y era de él. No pude hacer otra cosa más que dárselo, así que en cuestión de días me quedé sin nada. No sólo perdí el animal, sino 7.000 pesos aproximadamente porque a mi potranca la había cambiado por una desmalezadora y plata, lo que suma ese monto más o menos”, contó; y agregó: “Me fui hasta la casa de este hombre al que le había cambiado el animal para reclamarle, porque yo le había entregado un caballo legal y él no. Me atendió el hermano, vestido de policía, quien minimizó el hecho. Hasta ese momento no sabía que se trataba de un policía, y después me entero que la Justicia se lo había dado en resguardo para que lo tenga como depositario”, subrayó, quien fue a declarar este miércoles y brindó detalles de lo sucedido.

El caso, está a cargo de la Fiscalía de Feria, quien dispuso las medidas necesarias para continuar con la investigación y determinar las acciones que se tomarán (o no) contra el efectivo policial, ya que la responsabilidad recae en él, quien era el encargado de cuidar el animal.

Además de ésto, será el Tribunal de Conducta Policial, quien valore los pasos a seguir y su continuidad o no en la Fuerza por el momento.

Se trata de un efectivo de unos 35 años aproximadamente “Uno se siente muy mal al ser estafado, pero mucho peor se siente si quien cometió esa estafa es alguien que debería trabajar para cuidarnos, a quien deberíamos tenerle toda la confianza”, concluyó el damnificado.

Foto: Familiares del policía amansando el animal en su casa. 


Compartir ésta noticia:
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0
Comentarios