Sociedad

Positiva reunión entre los vecinos y el Intendente por el control de la noche

“Estamos pagando impuestos de una zona residencial e histórica y no podemos vivir en paz. La Municipalidad debería ejercer el poder de Policía y certificar los derechos de todos”, se quejaba hace algunos días un vecino, habitante de la zona lindante con el Bv. Pellegrini. Y sus reclamos, tuvieron eco.

Esto debido a que la protesta, por entonces de carácter mediático, tomó forma de carta y de solicitud de audiencia con el intendente, quien los recibió para atender sus preocupaciones.

El lunes, Facundo Torres, junto al -hasta entonces- secretario de Gobierno Maximiliano Caminada, secretario General, José María González y el viceintendente Juan Manuel Saieg, recibieron a un grupo de estos vecinos de barrio Pellegrini y el Golf. “Lo primero que hicimos fue decir lo que habíamos plasmado anteriormente en la nota; por ejemplo, que si bien nos era placentero ver a muchos jóvenes que en los atardeceres se sientan en el Boulevard a tomar mate o escuchar música, en las madrugadas de los fines de semana, se producían fastidiosos desbordes, gritos, escapes abiertos de las motos o cuatriciclos, parlantes a todo volumen, picadas, basuras desperdigadas, excrementos, y un largo etcétera”, remarcó uno de los vecinos, tras la reunión con las autoridades.

Satisfacción y nueva reunión

Por otra parte, los vecinos destacaron que en el encuentro también hicieron hincapié en la falta de controles, tanto municipales como policiales en la zona, lo que deriva en la venta indiscriminada de alcohol en algunos kioscos de la Av. Sarmiento, en el descontrol generalizado por la noche, y en los reiterados y graves accidentes de motociclistas, que circulan a gran velocidad y sin las normas de seguridad mínimas, como el uso de casco.

Ante este tenor de los reclamos, el intendente Torres, luego de tomar debida nota de los mismos, habría reconocido que se habría producido un “relajamiento en los controles”, pero que el Ejecutivo estaba dispuesto a corregirlo y adoptar medidas de prevención en todos los órdenes, para garantizar una “armónica convivencia de todos los vecinos”.

Además, hizo referencia a la adquisición de cuatro vehículos para Seguridad Ciudadana, que saldrán a toda hora con un inspector y un policía, para recorrer la ciudad en general, y los puntos álgidos en particular, y la próxima instalación de los domos de vigilancia. Prometió aplicar multas a quienes estén con vehículos por encima de los 70 decibeles, y que se harán controles de alcoholemia nocturnos. Ante estas promesas, las partes decidieron fijar una nueva reunión para el 18 de abril, a los fines de evaluar la implementacion de estas medidas. Los vecinos mostraron su satisfacción por el curso de la reunión.

Etiquetas
Mostrar más
 

Noticias Relacionadas

Comentarios:

Botón volver arriba
Cerrar