NoticiasPolítica

Sin fórmulas firmes, falta nada para las Primarias locales

Pasan los días sin que el TSJ se haya expedido. Todo hace pensar que las elecciones Primarias en Alta Gracia ya son una realidad. Con un vencimiento al 28 de junio ( y no 21 como en un primer momento se publicó) los postulantes para la Intendencia de Alta Gracia deberán presentar sus fórmulas y sus listas de Concejales y Tribunos.

El tetris y las negociaciones de los lugares y las posiciones llegarán hasta el último momento, pero lo que ya debería estar claro son los nombres de quiénes encabezarían las listas.
Mientras el “Frente Alta Gracia para todxs” ya lanzó el binomio Diego Heredia y Saira Asúa, los demás que han avanzado sus pretensiones no han ido mucho más allá que eso.

No queda mucha duda de que Marcos Torres, actual Secretario de Gobierno y hermano del Intendente Facundo Torres se sume a la contienda electoral. Es más, esa guerra de Troya con tanto de caballo encubierto de Ordenanza de Código Electoral fue una clara estrategia para garantizar que su candidatura no tuviese que pasar por el tamis de un “consenso” peronista chapado a la antigua. Lo que aún no se oficializó es quién irá de Vice. Un nombre que, ya desde hace mucho, suena fuerte y claro, es el de Cristina Roca, Concejal, ex Funcionaria y ahora Presidenta Provisoria del Concejo. Ella misma, es una distracción, o en un acto irónico voluntario, cuando asumió ese rol el 22 de mayo aseguró, luego de un pequeño traspié: “ Todavía me tengo que acostumbrar a ocupar esta silla”, remarcando que el deseo es que lo de provisorio, solo sería un paso previo a una posible presidencia por cuatro años.

Por otro lado, el edil Roberto Urreta nunca escondió sus pretensiones. Es más; en 2015 se rumoreó fuertemente que él sería el indicado para acompañar a Torres. En ese entonces, el peronismo logró la unión y una fórmula de integración Torres-Saieg luego de las de Saieg-Torres de 2011.
Esta vez parece que el acuerdo no es una posibilidad, no de forman manifiesta por lo menos. También Pedro Spinetti, Representante Legal del Instituto Falla avanzó algunas intenciones de postularse. Quién ya lo hizo, entre polémicas y sin Vice, es Rodrigo Martínez del socialismo, quien irá a pelear un puesto de Concejal en la nueva alianza que lo acobija, Hacemos por Córdoba.

La reincorporaciones que nunca fueron
Juan Manuel Saieg, quien tampoco nunca escondió sus pretensiones, vivió días en los que su exposición lo catapultó en el medio de la escena del debate político, con los dedos en “V” del peronismo bien levantados.
Más allá de todo lo que aún sucede con la ordenanza de las PASO y a los interrogativos acerca de su futuro en la silla de la Presidencia del Concejo ( un cargo para el que fue legítimamente votado), Saieg se paró al frente de una carpa de protesta para criticar con extrema dureza los despidos realizados por el equipo de Facundo Torres.

Pero algo salió mal. Porque si es cierto que, oh casualidad, los empleados cuyos contratos no fueron renovados eran todos del saieguismo y si es cierto que el momento en el que desde el torrismo se tomó esa decisión tiene un dejo a coerción amenazante, tampoco fue algo que se pudo sostener en el tiempo y la carpa se levantó luego de una conferencia ambigua que dejó expuestos a quienes, por días, se bancaron el frío y las presiones. ¿Qué pasó? Mientras Torres aseguraba una y otra vez a los medios que “nunca voy a defender a un empleado que no trabaja y no cumple”, a los manifestantes les llegó la noticia de que su lucha había valido la pena y que se reincorporarían parte de los trabajadores. El Intendente desmintió eso casi inmediatamente. Casi, pero luego de que la carpa fuera desarmada. ¿Quién mintió? Los empleados nunca fueron reincorporados y esa lucha y esa exposición, por lo menos para Juan Saieg y Daniela Ferrari, no valió claramente la pena.
Pablo Ortiz, quien desde hace años busca un lugar aplastado por esa interna en la que no logra ubicarse, también buscaría aprovechar el momento para ser una alternativa a los Torres, levantar alta la bandera del peronismo y jugar, de una vez, en primera. ¿Ortiz- Saieg podría ser una fórmula? Pensando en Juan, porque Walter a esta altura del partido es muy difícil que busque jugar a la luz del sol, exponiéndose con parte de la fractura del PJ.

¿Morer-Vagni?
En tanto, con una frecuencia promedio de dos reuniones por día, los integrantes de” Alta Gracia Crece”, se juntaron para finiquitar lo que podría ser el acuerdo de la súperfórmula Leandro Morer- Amalia Vagni.

Tal vez hoy lunes podría darse la noticia oficial aunque, como todo acuerdo, pende de un hilo que constituyen todos los grupos internos y los socios de la alianza ex ( ya no tanto) Cambiemos.
Los lugares en cuestión son los primeros cuatro concejales y el Primer Tribuno de Cuentas: 5 puestos para un sinfín entre viejas y nuevas caras que a su vez representan a numerosos sectores. Y algunos, además, tienen sus límites porque limitan su adhesión y participación a la posición que tendrían el otro. Es que, aún sin ser derrotistas, hay que ser realistas. El equipo que se sentara en un posible recinto debería no explotar en el primer año de gestión y fragmentarse haciendo perder la posibilidad de contar con una mayoría compacta. Eso, hoy, pese a las internas, lo garantizan solo los radicales, mientras los socios, sobre todo el PRO, tironean amenazando ir por fuera. Considerando la preocupación manifestada por el piso inicial del 8%, habrá que ver si jugará a la supervivencia o a una derrota ambigua.

La carpa que se volvió un papelón

La protesta duró unas días. Con frío y hasta lluvia, unos militantes permanecieron bancando a los empleados despedidos y a sus referentes en el Concejo Deliberante puestos en jaque por la Ordenanza de las PASO. De toda prisa, y sin una explicación certera, la carpa se desarmó bajo una promesa que nadi sabe quién hizo de reincorporaciones que no fueron.

Protesta Empleados Municipales

 

Foto principal Gentileza Osvaldo Rugani

Etiquetas
Mostrar más
 

Noticias Relacionadas

Comentarios:

Botón volver arriba
Cerrar