Noticias

Hay un sospechoso, era paciente de la odontóloga asesinada

Alrededor de las 9:30 hs de este miércoles, el fiscal Alejandro Peralta Otonello finalmente rompió el silencio y dio a conocer algunos detalles de la investigación sobre el (ya confirmado) Femicidio de Silvia Maddalena, la odontóloga de 37 años que fue asesinada en su consultorio entre la noche del viernes 18 de mayo y la madrugada del sábado 19.

La conferencia de prensa se realizó luego de que el magistrado dialogara ayer con la familia de la víctima: “quise que se enteraran por mí de los avances y no por los medios, sobre todo por respeto a ellos en este terrible momento por el que están pasando”, manifestó a última hora de este martes.

Si bien no hay detenidos ni imputados por el horroroso crimen, hay un sospechoso puntual que sería paciente de la profesional “y que desde hace un año aproximadamente la acosaba”. A este joven, que ya dispone de abogado defensor, se le habrían hecho las pruebas de ADN, y se está a la espera para cotejarlas con los resultados hallados en el cuerpo y la ropa de la víctima. Además se practicó un allanamiento en su domicilio ese lunes: “A la persona convocada por el artículo 80  del Código Penal se le practicó un allanamiento. Los resultados de ese allanamiento no son convenientes mencionarlos. Es el único que hemos realizado hasta el momento.”, aclaró.

“Lo más importante es que las muestras son aptas para el cotejo de ADN, con esa comprobación se simplifica el proceso. Por las circunstancias probatorias ya se puede hablar de Femicidio”, aclaró el magistrado.

Por otra parte manifestó que “no hay elementos para imputar a nadie aún”. La pena, en caso de que se esclarezca es de Cadena Perpetua. Es un hecho horrible. El padre vio que apareció con las ropas bajas” dijo el fiscal y aclaró que la víctima le relató a la familia que tenía un paciente que la “molestaba”, se presentaba en el consultorio, ya lo había bloqueado al facebook.

Se estima que la hora del crimen fue entre las 20 hs del viernes  y madrugada del sábado.

“La doctora tenía todas las precauciones para abrir la puerta, había visor  en el portero; la primera presunción es que podría haber tenido alguna vinculación el autor, osea una persona conocida como paciente, amiga, pariente o novio. Pero no podemos descartar de ninguna manera que por algún motivo puntal, la doctora haya dejado pasar a una persona desconocida, ya sea por una consulta,  alguna atención o  circunstancialmente porque haya quedado la puerta abierta”, aseveró el fiscal; y agregó: “La última paciente con la que se pudo hablar era un niña que había sido acompañada por su madre; se retiró a las 19:50 hs y, de acuerdo algunas constancias que tenemos -sobre todo la colaboración que nos prestó la mecánica dental que trabajaba con la odontóloga- cerca de las 20 horas eran los últimos turnos que sabía dar, por lo tanto presuponemos que ese era el último turno que atendió y que se retiró a las 19:50 aproximadamente”, detalló el fiscal.

Peralta aclaró también que han tenido la colaboración de mucha gente que “espontáneamente” se ha presentado a declarar. “Los vecinos que hemos testimoniado hablaron muy bien de la doctora, tanto de su labor profesional como de su forma de ser. Hemos tenido la presencia de muchas personas que se acercaron a contar lo que vieron, tanto ese día como los anteriores”, dijo.

Es importante recordar que el magistrado confirmó a última hora de ayer que Silvia Maddalena “fua asfixiada manualmente”, y esa sería la causa de la muerte.

El hecho

La macabra escena fue descubierta por su padre, quien quiso ingresar al lugar debido a que su hija no respondía el teléfono y su auto permanecía estacionado frente al consultorio donde estuvo atendiendo pacientes normalmente el viernes por la tarde. Era sábado, alrededor de las 16 hs cuando la hallaron ya sin vida y con aparentes rasgos de abuso sexual y golpes en el rostro. El lugar estaba desordenado y faltaban algunos elementos como su computadora. Nadie podía entender lo sucedido. Silvia Maddalena (una joven profesional de 37 años) había estado conectada en el Whatsapp hasta las 20 hs aproximadamente, y hay registros de que atendió a una niña que fue con su madres alrededor de las 18 hs, supuestamente su última paciente. Nada hacía suponer lo peor. La luz encendida del consultorio cuando ya se había hecho de noche tampoco llamó la atención porque solía quedarse a realizar algunos trabajos, según advirtieron allegados. Sin embargo, esa luz era la evidencia de que lo peor estaba ocurriendo adentro. Alguien, que aún no ha sido identificado, ingresó sin forzar la puerta y terminó con su vida. Allí, frente a una de las avenidas más transitadas de la ciudad, en un consultorio que da a la vereda, donde van y vienen cientos de personas, ocurrió el homicidio.

 

 

 

 

Etiquetas
Mostrar más
 

Noticias Relacionadas

Comentarios:

Botón volver arriba
Cerrar