NoticiasSociedad

¿Cómo enfrentar el aislamiento sin que nos afecte?

En una entrevista exclusiva con RESUMEN, la Licenciada en Psicología Mariela Ludmila Alessio, explicó cómo podemos sobrellevar el encierro durante la cuarentena, qué medidas tomar con los más pequeños y cómo puede afectarnos la sobreinformación y el uso de redes. Además, aseguró que “desconocemos cuáles serán las consecuencias de este aislamiento pero es importante que todos los profesionales de la salud estén preparados”.

La situación del aislamiento afecta a cada persona de manera diferente, ya sea por los recursos económicos y sociales con los que contamos o por las habilidades para lidiar con el encierro y la incertidumbre. Estas cuestiones nos preparan para enfrentar el aislamiento social establecido por el Gobierno Nacional.

La Licenciada en Psicología Mariela Ludmila Alessio (MP 8195) dialogó con RESUMEN en una entrevista exclusiva para contarnos detalles que desconocemos acerca de nosotros mismos frente a un aislamiento que por ahora parece tener fin, pero que puede ser modificado dentro de poco.

“Diversas emociones como miedo, angustia, enojo, ansiedad, dificultades en la concentración son esperables que se despierten ante la situación de aislamiento. En primer lugar porque es una situación absolutamente impensada, inesperada, única, que en cierta manera nos obliga en un abrir y cerrar de ojos a poner pausa a todos los proyectos, los planes, lo cotidiano: trabajar, ir a la escuela, reunirse con familiares o amigos. En segundo lugar y profundizando más, el avance de la pandemia y el consecuente aislamiento nos enfrenta directamente a nuestra propia vulnerabilidad: la realidad de que no podemos controlar todo lo que sucede a nuestro alrededor, y que las certezas empiezan a ser cuestionadas” explicó Alessio acerca de las emociones que enfrentamos durante el aislamiento. Sobre esto agregó que son reacciones normales ante esta realidad que estamos viviendo y no está mal que aparezcan, solo que debemos intentar transitarlas de la manera más saludable posible.

Acerca de los grupos de riesgo, podemos destacar algo muy importante que plantea la psicóloga: “no es lo mismo ser adolescente, ser un niño o ser un adulto mayor con otras enfermedades y constituirse así como población de riesgo. En este último caso es muy importante el acompañamiento que se le pueda hacer a los mayores, no dejarlos solos, y si viven solos acompañarlos virtualmente o telefónicamente y estar atentos a sus necesidades para que se sientan contenidos en todo momento.”

Hoy desconocemos cuáles serán las consecuencias de este aislamiento pero es importante que todos los profesionales de la salud estén preparados para enfrentar dichas consecuencias que probablemente estén ligados a nuevos trastornos y sufrimientos relacionados con ésta experiencia. “Es importante pensar en que las consecuencias no serán sólo emocionales o psicológicas y que muchos aspectos de la salud mental también dependerán de las distintas realidades sociales y económicas” aseguró Alessio acerca de las posibles crisis en las personas que vendrán después.

El aislamiento y los niños

“Los adultos debemos explicarles a los niños lo que está sucediendo siempre con datos acordes a las edades. Explicando cómo prevenir el contagio, que tareas son indispensables y charlando con ellos acerca de qué es lo que pasa y cómo se sienten con eso” expresó la psicóloga, quien añadió que “es esperable que en los niños también se despierten emociones y manifestaciones de angustia, ansiedad o enojo, y este es momento de ser más pacientes y flexibles pero sin perder los límites los ordenan” finalizó.

La clave de este aislamiento está en pasarlo de la manera más saludable posible ya que inevitablemente dejará marcas en todos nosotros. Es conveniente establecer cierto orden o rutina, más flexible que lo habitual y de esta manera regular los tiempos individuales y los compartidos, respetando las necesidades propias pero también la de los demás. “Encontrar espacios de disfrute, conectar con cosas que nos gusten hacer, como leer, pintar, hacer actividad física, ese espacio de placer que nos conecta con aspectos más positivos es necesario durante el aislamiento. Ponernos metas mínimas y cumplibles. Mantener contacto con la familia y los amigos a través de los medios virtuales, acompañarnos, escucharnos, ser más pacientes y tolerantes” aconseja la licenciada para que podamos llevar este aislamiento de una manera más sana.

Consultada acerca de lo que puede producir el exceso de redes sociales, la licenciada explicó que afecta más la sobreinformación y que ningún exceso ayuda. “Estar pendientes todo el día de la cantidad de infectados, cuántos fallecidos hay, sólo genera angustia y miedo, dos emociones que en el contexto de aislamiento no necesitamos alimentar” aseguró.

Por último expresó que “el contexto nos enfrenta a una incertidumbre que nos genera frustración y si la información que recibimos aumenta esa sensación de vulnerabilidad deberemos desconectarnos temporalmente de eso que no suma

Etiquetas
Mostrar más
 

Noticias Relacionadas

Comentarios:

Botón volver arriba
Cerrar