Política

“Cuando planteamos el cupo femenino en 1999 pensamos que iba a ser más fácil”

Así lo expresó Cristina Roca, vice intendenta de la ciudad, quien habló sobre el proceso de incorporación de la mujer dentro del rol político en Alta Gracia y cómo llegó ella a participar de esta actividad.

Año tras año, más mujeres participan y tienen roles cada vez más preponderantes en el ámbito político. Sin embargo, aún las posibilidades de llegar son escasas, debido al sistema y la falta de incorporación del cupo femenino en este sector. La vice intendenta de la localidad, Cristina Roca, conversó con el equipo de Todo Pasa sobre los sortilegios que ha debido pasar la mujer para poder progresar dentro del rol político.

Yo vengo de un proceso que al principio creímos que iba a ser mucho más simple. Cuando se sancionó la Carta Orgánica en 1999, se estableció una cláusula del cupo que era transitoria, pensando que con el transcurso del tiempo, esto iba a fluir sin necesidad de que hubiera una ley que lo obligara. El cupo ha sido importante para darnos posibilidades. Que las leyes provinciales lo hayan establecido, ha ayudado mucho a que las mujeres tengamos el espacio que merecemos porque somos capaces. Lo que impide muchas veces la actuación en la política es el dinamismo que tiene, donde muchas veces se reúnen fuera del horario de trabajo para tomar las decisiones, cuando muchas de nosotras aún debemos hacernos cargos de tareas en nuestras casas”, relató la vice intendenta.

Con respecto a su opinión sobre las candidatas de Hacemos por Córdoba, Natalia de La Sota y Alejandra Viggo, Roca expresó: “Creo que las dos tienen una trayectoria propia y han demostrado sus capacidades. Tuve la suerte de compartir con Alejandra Vigo, es una mujer con capacidades muy desarrolladas para todo lo que hace a la política. Natalia, además de haber tenido a un padre ejemplar, tiene carácter y la capacidad suficiente para los puestos a los que apuntan”.

Los primeros pasos de Roca por la política

Cristina empezó su camino en la política a comienzos de los noventa. Anteriormente, contó que estudió abogacía y se recibió en el mismo año en que se casó. “En el momento que tuve a mis chicos decidí dedicarme a ellos y a mi profesión. Ya para cuando estaban creciendo, me propuse trabajar de lo que me gustaba”, dijo. En 1991 participó de la interna justicialista como concejal suplente. Posteriormente, y con intenciones de interiorizarse en el tema, realizó un curso de derecho municipal en el Colegio de Abogados de Córdoba. El ingreso al ámbito político en sus comienzos no fue fácil: “La familia de mi marido era radical y costó un poco”, explicó la mandataria. Sin embargo, tiempo después, y de la mano de Adriana Moreschi, “llegué al Concejo Deliberante como secretaria y a partir de ahí no paré más“, finalizó Roca.

Mostrar más
 

Noticias Relacionadas

Comentarios:

Botón volver arriba