Sociedad

El alfajor fue su debilidad y quedó escrachada, ¿un permitido?

Marilina Cantarini, una comerciante de calle Arzobispo Castellanos y Liniers, no le dejo pasar la actitud a una mujer que paso por su comercio de tortas y alfajores y, mientras simulaba observar junto a un señor que “parecía ser su marido”, aprovechó y tomo un alfajor que rápidamente guardo en sus prensas y, después, un bocadito de chocolate.

“Me hubiesen pedido el alfajorcito y el bocadito de membrillo jajajajajajaja 30 peeee doñita!!!, dice el posteo de la mujer que luego de percatarse por las cámaras de vigilancia que tiene su local, decidió hacer el conocido “escrache” por el “permitido” que se había dado la señora.

Mira los videos

El posteo

 

Etiquetas
Mostrar más
 

Noticias Relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar