Noticias

Farmacia Ricca, tres décadas cuidando la salud de los altagracienses

Cumplir treinta años ininterrumpidos al frente de algo no es poca cosa; pero alcanzar esos años en un marco de crisis mundial a nivel sanitario y económico es superior. Es el caso de la reconocida farmacia Ricca, ubicada en pleno centro de Alta Gracia, la cual en el día de la fecha celebra sus tres décadas en actividad.

Al respecto, Sergio Ricca, su titular, habló con la 88.9 y se refirió no solo a la felicidad que los invade el poder seguir vigentes después de tanto tiempo, sino además a la situación del farmacéutico hoy en día y al rol que desde siempre cumple para con las familias.

“Cuando uno mira para atrás y ve que han pasado 30 años, no es poca cosa. Vi  irse del centro negocios emblemáticos. Hemos aguantado todas las crisis y los altibajos de nuestro país y hoy seguimos estando, eso es muchísimo”, inició Sergio, a la vez que recordó los tiempos más difíciles para remarcar que la actualidad supera cualquiera de esas situaciones.

“Vi la hiper inflación de Alfonsín, el efecto tequila, la devaluación de Duhalde; he pasado por todas pero en cada una se veía la esperanza de salir adelante. Esta crisis es la peor de todas, porque a la parte económica se suma la parte anímica de la gente”, opinó.

De estos treinta años seguramente partirán muchos más y es que -cual oficio de familia- el hijo de Sergio está a punto de recibirse de farmacéutico, un legado intrínseco de los Ricca. “Hemos pasado cosas buenas y malas pero lo importante es que han sido más las buenas y en eso tengo mucho que agradecerle a los vecinos de Alta Gracia que siempre nos acompañaron”. 

La realidad del farmacéutico hoy

Sergio sostiene que el enemigo de todos los tiempos de los comercios en sí pero sobre todo de las farmacias, ha sido el Gobierno, tanto el nacional como el provincial. “El común denominador de todos ha sido ese enemigo que nos ha matado con los impuestos, con el pami, al punto de que hoy por hoy somos muy pocas las farmacias que podemos atender Pami porque pagan como quieren y cuando quieren, no se puede financiar una obra social tan grande y lamentablemente estamos perdiendo al jubilado que es nuestro cliente”, dijo.

Sobre la posibilidad del arribo de las grandes cadenas de farmacias a la ciudad, Ricca dijo ver poco probable esa posibilidad, por el simple hecho de que no genera rentabilidad. “Son muchos los políticos y comerciantes que han intentado traerlas a la ciudad pero no les ha dado resultado, por eso no están. Simplemente no les es rentable”. 

“La farmacia crea un vinculo con la familia. Yo en el año 90 atendía a los abuelitos, hoy los hijos de esos abuelitos son los abuelitos de hoy y a su vez los hijos de éstos  tienen 30, 40 años y siguen siendo clientes. Yo siempre digo que la farmacia es un comercio pero manejado por un profesional y pasan los años y esa misma familia sigue siendo fiel a la misma farmacia, eso es algo muy lindo”, concluyó.

Mostrar más
 

Noticias Relacionadas

Comentarios:

Botón volver arriba