NoticiasSociedad

La campana que le pone fin a la enfermedad sonó el lunes para Trinidad

Trini es una jovencita de Alta Gracia quien a sus 4 años tuvo un tumor de Wilms. El pasado lunes los médicos le dieron la noticia más esperada: está completamente curada. Por esto, recorrió el Hospital Infantil haciendo sonar la campana, símbolo de que ya no hay células malignas en su cuerpo.

En el año 2009 la pequeña Trinidad, que está a un día de cumplir sus 14 años, tuvo un tumor de Wilms, el cual se da en niños de entre 2 y 4 años y se aloja en el riñón. A Trinidad le ocurrió algo diferente, y es que el tumor había salido del riñón pero afortunadamente los médicos del Hospital Infantil pudieron detener ese proceso a tiempo con una cirugía compleja, según explicó Andrés, su papá, a RESUMEN.

Luego de la cirugía tuvo un año de tratamiento y después se realizó controles a corto plazo para comprobar que nada volviera afectar su cuerpo.

“Para nosotros tuvo un Dios aparte” contó su papá quien recordó que nunca tuvo demasiadas complicaciones durante el tratamiento, salvo una vez en la que sufrió convulsiones que la dejaron internada en terapia intensiva por un día. Por fortuna esa fuerte convulsión no le dejó secuelas y pudo seguir con su vida como lo hacía normalmente.

El pasado lunes Trinidad visitó el Servicio de Oncología del Hospital Infantil. Allí recorrió las habitaciones donde hay niños en tratamiento oncológico junto a sus doctoras y les contó su historia con el fin de dar esperanza a los pequeños que están internados.

Antes de irse hizo la parada más importante: hacer sonar la campana recorriendo las inmediaciones del Hospital. Ese acto es signo de que está completamente curada.

Etiquetas
Mostrar más
 

Noticias Relacionadas

Comentarios:

Botón volver arriba
Cerrar