Policiales

05 de noviembre de 2018

Misterio: ¿Qué pasó con la beba hallada muerta en el arroyo?

El 3 de agosto pasado una vecina encontró el cuerpo de una beba en la zona del arroyo. Más de 120 días después, no hay novedades ni pistas. Según el Fiscal Fernández, profesionales de Córdoba Capital han intervenido en el caso. ¿Hubo avances? E investigación?

La mañana del sábado 3 de agosto, Alta Gracia se vio consternada por un hecho que, al día de hoy, parece no tener respuestas. Una vecina que muy temprano decidió salir a caminar por la costanera del arroyo Chicamtoltina, se dio con el espanto. Había un tumulto de tierra y, por encima, “algo que podría ser el cuerpo de un bebe envuelto en una manta”, según relató la mujer cuando llamó a la Policía, quien no se animo a acercarse más y confirmarlo. Lamentablemente, cuando los uniformados acudieron, la sospecha de la vecina se confirmó; era un bebé que aparentaba ser recién nacido, completamente vestido y cubierto con una manta, lamentablemente, fallecido.

La repercusión
Ni bien el hecho se hizo publico, no tardaron en llegar los comentarios entorno a que podría haber pasado. Así mismo, para los vecinos de Alta Gracia parecía estar más que claro:  “la dejaron abandonada y se murió de frío”, era el dicho más resonante. Esto, teniendo en cuenta la helada noche del viernes previo al hallazgo, lo que, de haber sido cierto el abandono, la posibilidad de que una criatura tan pequeña sobreviviera, sería nula, más allá de que estaba “completamente vestida”.
Sin embargo, los encargados de develar la verdad, no se apresuraron en adelantar juicios y trataron el hecho con mucho hermetismo. Tanto, que es al día de hoy que mantienen el silencio, pero ¿cual es el fin de tanta discreción? ¿Es para no entorpecer la investigación o porque aún no tienen ninguna pista solida? La verdad, esto tampoco se sabe.

La ¿pista?
La manta. Esa fue la única pista con la que la Justicia local se manejó y, estimamos, se sigue manejando. Parecía hasta poco profesional la difusión de un comunicado en las redes sociales donde se pedía información acerca de ese cobertor. “Si alguien se la vio a alguien, a alguna embarazada, comunicarse con la Unidad Judicial”. No era un posteo falso, era una “estrategia” de la Justicia o ¿un manotazo de ahogado?.

La única certeza
La investigación cayó en manos del fiscal Diego Fernández, quien para ese momento llevaba apenas dos días como Fiscal en el Departamento. “El primer paso es deliberar cual fue la causa de la muerte para saber frente a qué caso estamos. Si es que nació con vida. Ahora no podemos adelantar nada”, manifestó en esa oportunidad Fernández a RESUMEN. Ese interrogante fue resuelto veinte días después, cuando la autopsia confirmó que la beba había nacido con vida y que la causa de su muerte fue un a insuficiencia cardiorrespiratoria. Siendo esta, tres meses después, la única certeza del caso.
De esta manera, y descartando con esto la posibilidad de que la niña hubiese nacido sin vida y que “alguien” la dejó muerta en el lugar; cobró mas valor la hipótesis de la gente, “se murió de frío”, ya que la hipotermia podría haber sido la causa del paro cardiorrespiratorio. No obstante, tampoco se desechó la posibilidad de que la niña hubiera fallecido por una muerte natural en otro lado, (la casa de la progenitora por ejemplo) y, que esta “por susto” o “temor” decidió dejarla en ese lugar. Pero, nada de esto pudo confirmarse y, parece ser que cada vez se esta mas lejos de esa verdad.
Según Fernández, profesionales de Córdoba Capital han intervenido en el caso, “estamos haciendo un trabajo de hormiga”, relató hace poco a RESUMEN, refiriéndose a que siguen buscando a la madre de la pequeña. ¿Será que la investigación ha avanzado? ¿o seguirán en la etapa inicial?, ese es otro interrogante.


Compartir Noticia:
Comentarios