Política

El presidente de la Junta Electoral asegura que “no hubo mala fe”

El presidente de la Junta Electoral de Anisacate, Eduardo Segura, afirmó que la decisión de proclamar, en su momento, a Rosana Cisnero como concejal del Concejo Deliberante de esa localidad, fue tomada en base a la Ley Nacional que estipula que, ante la renuncia del titular debe asumir el segundo en la lista.

“No hubo mala fe, me basé en la Ley Nacional. Nunca había pasado un caso similar en Anisacate, jamás había renunciado un concejal. Lo consulté, busqué antecedentes y me basé en la Ley”, afirmó Segura, y agregó: “Es más, hasta me hablaron del partido al que pertenecen, Unión por Córdoba, para decirme que la decisión tomada había sido la acertada. Hay que tener en cuenta que mis funciones llegan hasta la Proclamación de Autoridades, a partir de allí es competencia del Concejo Deliberante”, finalizó.

Lo manifestado se desprende de la impugnación de un edil que se llevó adelante este miércoles en la primera sesión del Concejo Deliberante. Rosana Cisnero, juró como concejal el 11 de diciembre pasado, luego de que Juan Aguirres (quien le correspondí asumir) renunciara a la banca. Posteriormente el tercero en la lista, Fabián Oviedo, recurrió a la justicia para hacer valer la Ley 8901 (“Ley Riutort”), donde se establece que debe asumir el que sigue “pero del mismo sexo”.

Debido a lo expuesto, Cisnero fue impugnada por decisión del Concejo y en su lugar quedará Oviedo.

Es importante destacar que los tres candidatos pertenecían a la misma lista de UPC, es decir a la de Juan Aguirres, quien se proclamó ganador en las internas que se realizaron en abril de 2015.

Mostrar más
 

Noticias Relacionadas

Comentarios:

Botón volver arriba