Sociedad

Otra vez la pileta del García Lorca en estado de abandono

Casi sin interrupciones, año a año hay que relatar el estado de abandono en que se encuentra la pileta del Parque García Lorca a solo días de que comience la temporada.

Baños y vidrios rotos, yuyos y con residuos en el predio y la pileta misma sin el mantenimiento que debería tener, parece ser un clásico cada verano.

Es importante señalar que la concesión de la pileta la tuvo por más de 5 años el SITRAMAG (Sindicato de empleados municipales de Alta Gracia y zona), organismo que el año pasado, por ejemplo, la habilitó un par de semanas y ya adentrado el mes de febrero. “Ahora es responsabilidad municipal”, señaló el titular del sindicato, Gabriel Medina, y aclaró que la concesión caducó hace solo algunos días.

No es clara la situación de la legendaria pileta de la ciudad (la primera en la provincia de Córdoba en cumplir con los requerimientos técnicos de una pileta olímpica), ya que su mal estado se repitió varios años y se sostuvo una concesión que no fue del todo favorable para el lugar.

Este martes, el concejal de la UCR, Roberto Brunengo, volvió a poner en evidencia la problemática (tal cual lo hizo este medio en reiteradas oportunidades) con una serie de fotos que plasman de manera directa y en pocas palabras la realidad del lugar.

Desde el municipio no se han expresado oficialmente aún, a pesar de que son muchos los que “esperan” que comiencen las reparaciones para que se descomprima la cantidad de gente que asiste a la pileta del Parque Infantil: “estamos esperando, pero es muy difícil que abran este año; mientras tanto acá está lleno de gente. En el García Lorca los baños están destruídos y la misma pileta necesita reparaciones que no se hacen desde hace años. Lo raro es que desde la MUnicipalidad no tomen riendas en el asunto”, señaló de manera extra oficial personal municipal.

Fotos: Roberto Brunengo

Notas relacionadas

La Pileta Olímpica está en total estado de abandono

Mostrar más
 

Noticias Relacionadas

Comentarios:

Botón volver arriba