Editorial

09 de enero de 2018

Pieza por pieza, el Intendente evalúa el tablero

Todo indica que se vienen cambios en el equipo de gestión municipal; Facundo Torres considera todo movimiento en una partida de ajedrez en la que cada decisión o estrategia puede cambiar todo el juego.

 

Desde hace ya varios meses se rumorean distintos cambios en seno al gabinete municipal. Aunque, a raíz de los resultados de las elecciones Legislativas a nivel local, parecían necesarios e inminentes, sobre todo para redimir ciertas cuestiones internas, el Intendente Torres eligió marcar su firmeza y liderazgo, afirmando la solidez de un equipo que quiso mostrar como incuestionable. El único pase que se hizo, casi en silencio, fue el traspaso de Obras Públicas al Secretario de Economía y Finanzas, Édgar Pérez a finales de noviembre. Anteriormente, luego de la salida de Héctor Bupo, el área había quedado bajo la responsabilidad del Secretario de Servicios Públicos, Iván Poletta.

Ahora, cuando ya pasaron dos años de gestión, parece que los acomodamientos se harán realidad; cambios que son en su mayoría movimientos internos, piezas de ajedrez que se desplazan de un casillero a otro.

Todavía no hubo anuncios y confirmaciones, pero las piezas comenzarían a tomar sus posiciones a los largo de este mes. Por un lado, un área que hace mucho busca una nueva cabeza, es la que refiere a Turismo y Cultura.  Betina Chiacchio, técnica y trabajadora del área asumió a la salida de Jorge De Nápoli de la megasecretaría de Turismo, Cultura, Comercio e Industria en 2015. En estos dos años, la Directora ha trazado puentes con Nación, con la Provincia y profundizado las redes del turismo regional; su salida respondería más a una necesitad de reformulación del área y a exigencias personales; de hecho, Chiacchio quedaría en el área, para profundizar los objetivos y las tareas que venía cumpliendo.

Por otro lado, muchos aseguran que se vienen cambios para Adelina Coda quien está al mando de la Dirección de Cultura desde hace seis años; tampoco sería una salida del gabinete, sino que la gestora cultural podría abocarse de lleno a los Museos Municipales, tarea en la que se fue especializando en estos años. Sería justamente el ahora Concejal De Nápoli quien asumirá nuevamente el mando de la Secretaría que aúne de nuevo a las dos Direcciones que hasta ahora estuvieron bajo la responsabilidad de Cristina Roca, Secretaria de Gestión.

A propósito de esta sólida e indiscutida funcionaria, se rumorea que podría volver al Concejo. Esto respondería a dos variables; por un lado la más de una vez  anunciada y desmentida renuncia de la Secretaria General  de Roberto Urreta, quien no esconde, desde hace ya varios meses, señales de disconformidad con respecto al apoyo de la gestión. De concretarse esta salida, Urreta volvería a un Concejo que ya se vería debilitado por la salida de De Nápoli; de allí que Cristina Roca podría ser una solución necesaria para lograr cierto equilibrio.

Por otro lado, sería inminente la entrada de Tribuno de Cuentas, Fernando Mina, ya Secretario de Salud de la gestión de Walter Saieg, justamente en respuesta a un mayor entendimiento entre los dos frentes del peronismo local y a la necesidad de equiparar las fuerzas. Se especula que su entrada podría vincularse a la salida de Diego Barrientos de Desarrollo Social o de Martín Cugno de la Secretaría de Salud; en el primer caso, el hijo del ex Intendente peronista podría desplazarse en lugar de Cristina Roca.

En cuanto a la Secretaría General, algunos sugieren que podría representar el nuevo desafío de Pablo Soler, Director de Asuntos Municipales y fiel colaborador de los hermanos Torres.

Nada está dicho todavía, el tablero de ajedrez esté en movimiento y, el Intendente Torres, está evaluando cada pieza de la partida; cada decisión y estrategia puede cambiar todo el juego.


Compartir Noticia:
Comentarios