DeportesNoticias

“Sé que Maradona cada vez que habló, dijo que yo era su ídolo”

Eso decía Ricardo Bochini, en un mano a mano imperdible que tuvo con #RESUMEN el día viernes en su llegada a Alta Gracia.

Ricardo Bochini estuvo en Alta Gracia. El mejor jugador de la historia de Independiente estuvo presente en las instalaciones del Club Independiente, el Anglo Viejo y el Parque García Lorca. En todos los lugares, recibió diversas distinciones y el cariño de los hinchas del “Rojo”.
Ricardo debutó en 1972 en el “Rojo”, institución donde jugó toda su carrera. Fue parte de la “era dorada” del club. Su paso por la Selección Argentina de Fútbol fue desde 1973 hasta 1986, año en el que logró el Campeonato del Mundo en México. Se retiró en 1991, dejando atrás 19 años, en una carrera donde jugó 714 partidos y metió 108 goles.

El “Bocha” tuvo un mano a mano con RESUMEN en el cual dejaba los siguientes comentarios: “Estoy muy contento que me hayan invitado de nuevo acá a Alta Gracia. La otra vez que estuve fue por un amigo, Lázaro, con el cual compartimos el Mundial Alemania 2006 y estuvimos viendo los partidos de la Selección Argentina y luego me invitó a su cumpleaños acá en Alta Gracia. En ese mundial estábamos invitados los excampeones del mundo y nosotros de acá de Argentina fuimos los del ´78 Y ´86”, indicaba Bochini acerca de su primer paso por nuestra ciudad y cómo conoció a su amigo que le permitió venir hasta aquí antes.

Acerca de su paso por Alta Gracia y las distintas actividades que desarrolló aquí, Ricardo decía: “Siempre uno se siente agradecido de que la gente le pueda brindar su cariño cuando vengo acá al “interior” del país. Uno trata con los chicos de hacerle saber lo que vivió luego de tantos años en el fútbol profesional. Fue una vida porque yo empecé a jugar desde los siete u ocho años y cuando me invitan sigo jugando”.
Sobre la famosa frase de Maradona: “Pase Maestro que lo estamos esperando” en el mundial ´86, el exjugador de Independiente indicaba: “ Es algo que nunca lo confirmé, pero sé que Maradona cada vez que habló dijo que yo era su ídolo. Él me iba a ver desde chico, él quería que yo jugara con él ese mundial y bueno, yo lo que más quería era jugar ese mundial porque había estado cerca en el ´78, en el ´82 y en el ´74 pero por una circunstancia u otra no había sido nunca seleccionado definitivamente entre los 22 jugadores. Me tocó en México (´86) estar en la semifinal contra Bélgica y cumplí un sueño de ganar un mundial aunque haya jugado poco pero tengo esa medalla que la tenemos todos los que jugamos en el ´86. Maradona después de ese mundial dijo que tirar una pared conmigo era como “tirar una pared con Dios” porque yo era su ídolo”.

Ricardo estuvo 19 años en Independiente. Su amor por el “Rojo” no se puede describir con palabras y para transmitir ese sentimiento incondicional a los chicos, Bochini comentaba: “Uno siempre debe inculcarle a los chicos que desde que empiezan a jugar al fútbol, ellos quieran a los <<colores>> que están defendiendo. Esto pasa con los chicos de divisiones inferiores, pero lo que pasa es que son épocas distintas porque hoy en día es muy difícil que un jugador se quede muchos años por la situación económica de los clubes. El dinero que se maneja hoy es mucho más importante que en la época nuestra. Hoy un jugador sabe que si lo venden al exterior va a ganar mucho dinero, va a salvar a su familia y no va a tener más problemas por el resto de su vida”, finalizaba Ricardo Bochini.

Etiquetas
Mostrar más
 

Noticias Relacionadas

Comentarios:

Botón volver arriba
Cerrar