NoticiasSociedad

Una actividad que se vuelve hábito

Ayer se realizó una nueva edición de la caminata guarda arroyos, de la que participaron 80 personas. La premisa es la de siempre: limpiar el arroyo y generar conciencia sobre el cuidado de los espacios que nos rodean.

Los guarda arroyos comenzaron sus actividades a mediados del año pasado, y pronto su accionar se convierte en hábito: un llamado para niños y padres; que consiste en limpiar la vera de arroyo, pasar un buen rato, y generar conciencia – y educar con el ejemplo – del cuidado de nuestro entorno.

A esto se le suma distintas actividades acordes al tema: charlas y vivencias, como escuchar el croar de los sapos o la contemplación de insectos.

En esta ocasión se brindaron charlas sobre las piedras; y sobre nuestros ancestros de los pueblos originarios. En la caminata de ayer participaron la profesora Julia Masciotta y Edu Heredia. De la convocatoria participaron, en total, 80 personas.

Etiquetas
Mostrar más
 

Noticias Relacionadas

Comentarios:

Botón volver arriba

Cerrar